Bélgica le pinta la cara a Italia

BélgicaBélgica se confirmó como una de las favoritas para la próxima Eurocopa derrotando 3-1 a la Italia de Antonio Conte, que a pesar del marcador dio una buena imagen y peleó durante todos los 90 minutos, desperdiciando varias ocasiones. El partido, más que por el resultado, se recordará por el homenaje a las víctimas de la tragedia de Heysel: el enfrentamiento se suspendió en el minuto 39 -número que recuerda los fallecidos de aquella absurda noche de hace 30 años- y durante 60 segundos las pantallas del Estadio Rey Balduino mostraron todos los nombres de los difuntos, acompañados por los aplausos de jugadores y espectadores.

Los dos conjuntos tuvieron que renunciar a cuatro potenciales titulares: los locales a Kompany, Fellaini, Dembélé y Mertens, mientras que la Azzurra a Bertolacci, Giovinco, De Rossi y Verratti. Unas bajas que no perjudicaron el espectáculo. Italia se presentó con el debido respeto ante la selección que lidera el ranking Fifa: los de Conte empezaron atrás, aprovechando la rapidez de sus extremos para hacer daño con el contragolpe, algo que ocurrió tras apenas dos minutos: Candreva con un pase largo cedió a Florenzi, centro del romanista para Pellé que con un derechazo obligó Mignolet a ejecutar un paradón. El del Lazio, sin embargo, siguió la jugada y pudo empujar el esférico entre palos sin ningún apuro.

El tanto rompió el partido y la reacción de los locales dio más espacio a las contras de Italia que otra vez con Candreva, tras un precioso sombrero a Cavanda, estuvo a un paso del 2-0. Bélgica, de todas formas, no tardó mucho en poner las tablas: Vertonghen aprovechó un córner lanzado por De Bruyne con un preciso cabezazo que batió a Buffon en el 13′. La primera parte continuó bastante igualada y con gran intensidad (como testimonian las cuatro tarjetas amarillas), aunque la artillería belga dejó a Lukaku bastante aislado: el punta solo se vio segundos antes del descanso, cuando Chiellini con una gran estirada se puso entre él y Buffon.

La reanudación también regaló emoción: la mayor calidad de los locales se vio con el paso del tiempo, pero el orgullo de los italianos, que aguantaron con rigor táctico, los llevó a pocos centímetros del 1-2 con Eder: el Capocannoniere de la Serie A, tras un centro de Soriano, golpeó el travesaño con su chut y cabeceó fuera el rechace instantes después.

Wilmots decidió entonces quitar a Lukaku, sacando en su lugar a Michy Batshuayi, que fue protagonista en los dos tantos decisivos. En el minuto 74 conquistó un balón en el área azzurra, chutó y consintió a De Bruyne aprovechar el rechace de Buffon, que no pudo evitar el 2-1. Y en el 82′, además, recibió un gran pase vertical de Ferreira Carrasco y volvió a batir al legendario meta bianconero con un potente disparo en su palo. Italia, que no encajaba 3 goles desde la Copa Confederaciones 2013 ante Brasil, cayó ante una de las mejores selecciones del mundo, aunque por momentos el juego, la organización y la garra de Conte se vieron y pudieron haber tenido más suerte. Ante esa Bélgica, no obstante, hace falta mucho más.

Belgica: Mignolet, Cavanda, Alderweireld, Lombaerts, Vertonghen, Witsel, Nainggolan, De Bruyne, Hazard, Ferreira-Carrasco y Lukaku.

Italia: Buffon, Darmian, Bonucci, Chiellini, De Sciglio, Florenzi, Parolo, Marchisio, Candreva, Eder y Pellé.

MARCADOR: 0-1 Min.2 Candreva 1-1 Min.13 Vertonghen 2-1 Min.74 De Bruyne 3-1 Min.83 Batshuayi

ÁRBITRO: Szymon Marciniak Amonestó a: Vertonghen en el 25, Eder en el minuto 27, Witsel en el minuto 34, Chiellini en el minuto 34, Antonelli en el minuto 90.

INCIDENCIAS: Partido amistoso celebrado en el Estadio de Heysel.

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share