Los grandes clubs piensan en una Superliga europea

logo-de-la-champion league-150x121Europa-leagueLa ECA (Asociación Europea de Clubs) está trabajando sobre diversas hipótesis cara a la Champions League a partir de la temporada 2018, si es que existe como tal o da paso a una nueva competición, una Superliga al amparo o no de la UEFA.

Kalle Rummenigge, presidente de la ECA, ya dio pistas en Milán hace unos días dónde habló de esa hipotética Superliga europea. No es nuevo. De tiempo en tiempo, la ECA agita el fantasma de la Superliga para lograr más ingresos o modificar la fórmula de competición. A los grandes no les gusta el actual sistema con demasiadas prerrogativas para federaciones y equipos medianos. De hecho, la Champions League se creó para frenar el intento de Media-Partners, con el auspicio de las televisiones, de crear una Superliga independiente. Con Michel Platini se firmó un armisticio hasta el 2018 a cambio de 1.300 millones de euros por temporada, mientras que el presidente dela UEFA impuso su sistema de competición.

Coto cerrado

Rummenigge ‘sondeó’ el ambiente al hablar de una doble hipótesis. O una Superliga casi cerrada (con el amparo o no de la UEFA) o directamente una nueva Champions League, con una fórmula diferente de competición en que se eliminara la ‘vía de los campeones’ que beneficia a las federaciones medianas y pequeñas.

Esos grandes clubs (como el Barça, Real Madrid o Atlético en España) garantizarían su presencia en base a su historial deportivo y resultados obtenidos en los últimos años de la Champions. Eso sí, para no provocar a las autoridades políticas de Bruselas, no se cerraría estilo NBA (basquet) o NFL (fútbol americano) con una competición cerrada sino que existiría un pequeño cupo de clubs ‘abierto’, muy pequeño, casi testimonial.

Nueva Champions

La otra vía sería modificar la actual Champions League con la presencia de un número elevado de equipos de la ECA que serían fijos. Junto a ellos existiría un grupo de clubs que se renovarían cada año mediante un sistema de clasificación. Para ello se podría utilizar la actual Europa League o crer una nueva competición. El caso es regular el acceso de los medianos y pequeños. Directamente no les quieren, ni la ECA, ni las grandes cadenas televisivas.

Superliga europea

Hay tanto dinero en juego que la ECA tiene claro que si la UEFA no quiere jugar con ellos, están dispuestos a independizarse. Respetarían ‘únicamente’ el calendario mundial de competiciones. Aunque sus partidos se jugarían el fin de semana, relegando a las competiciones nacionales en las que participarían los grandes con un segundo equipo.

De momento, sólo son discusiones en el seno de la ECA que deben estructurarse mejor, adecuarse a las necesidades reales de cada país, porque no sería fácil que, por ejemplo en España, las autoridades políticas, más según quien gobierne, permitieran a sus clubs esa revolución así como así. Con todo, la ECA es optimista por el hecho de que las autoridades políticas europeas, de momento, no han dicho nada sobre la nueva Euroleague de basquet que tendrá más en cuenta criterios económicos que deportivos para dar invitación a sus integrantes.

Premier League, el rival

Los grandes clubs de Alemania, Italia y España, que lideran la ECA, tienen claro que necesitan una nueva competición ya sea la Superliga europea o una nueva Champions League que produzca más ingresos. Esos mismos equipos ven con desespero queno pueden hacer frente a los multimillonarios ingresos televisivos de la Premier League que les hace los reyes del mercado europeo.

Andrea Agnelli, presidente de la Juventus, ya dijo que el objetivo de la ECA era crear una competición que se acercara en ingresos a los 7.000 millones de euros que genera la NFL. Y para ello están dispuestos a hacer lo que sea. ¿Superliga europea? Lo que si parece seguro es una nueva Champions en el 2018. Con UEFA o sin ella.

Tomado de Bola Viva

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share