Mar 17 2016

La noche mágica del Bayern contra la Juventus, Morata mereció otra cosa y Cuadrado silencia el Allianz Arena tras un jugadón de Morata

juve-bayernLa noche mágica del Bayern contra la Juventus

Superlativo, glorioso, épico. Pongan el calificativo que quieran. El Bayern-Juventus quedará para los anales de la Champions League. Del 0-2 en el 78’ al 4-2 en el 110’. Del infierno a la gloria en apenas media hora y viceversa. En cuartos estará el equipo de Pep Guardiola, vencedor ante una Juventus de Turín que, con oficio y un soberbio planteamiento táctico, puso contra las cuerdas a un Bayern que solo pudo meterse en el partido cuando lo tenía todo perdido.

Y es que los de Allegri pisaron el Allianz Arena con las ideas muy claras desde el principio. Protegiendo su defensa con cinco hombres y presionando arriba, avisaron al Bayern de que no serían el mismo equipo de la ida.

Y a los cinco minutos el aviso se hizo gol. Alaba, forzado ante la presión de Cuadrado, erró en el intento de despeje y el colombiano, atento, disparó sobre el cuerpo de Neuer con la mala suerte para los locales de que el rechace fue a parar a un Pogba que empujó a placer. Agresivos e inteligentes en la presión, los de Allegri condicionaban el plan de Guardiola desde su inicio hasta la fase de definición donde Douglas Costa, muy activo, parecía el único capaz de cambiar algo las cosas.

Tardó media hora el Bayern en asentarse en campo rival aunque la Juve, sólida en el repliegue, apenas permitió ocasiones de cierto peligro. Para colmo de males, a la media hora de juego Morata surgía como una locomotora entre Kimmich y Benatia y su pase sobre Cuadrado encontraba la calma justa del colombiano para asestar el segundo mazazo.

El partido de ida se reproducía en Múnich casi de idéntica forma pero con los protagonistas cambiados. Y al igual que en Turín, el obligado a reaccionar lo hizo. Después de dos arrancadas de Morata en los primeros compases de la segunda parte, Guardiola decidió ir con todo. Coman por Xabi Alonso y cinco atacantes. Y fue entonces cuando apareció la enajenación mental transitoria de las noches de Champions, capaces de darle la vuelta un partido que parecía tener un guión escrito.

El Bayern fue más Bayern que nunca, más alemán que nunca, y Lewandowski, a centro de Costa a falta de 20 minutos, y Müller, tras pase casi idéntico de Coman en el 90’, igualaban la eliminatoria en sendos remates de cabeza ante un equipo italiano que había sido infranqueable por alto durante casi 80 minutos.

Delirio en el Allianz Arena y prórroga. De tenerlo todo perdido a comenzar de cero. Guardiola dio entrada entonces a Thiago por un entregado Ribery y el español, en el 110’ tras una buena dejada de Müller, llevaba el éxtasis a la grada. Dos minutos más tarde, Coman, con un tanto al más puro estilo Robben, certificaba la histórica remontada.

Dijo Guardiola en la previa que la mejor receta para ganar es jugar bien. El Bayern olvidó el juego y se agarró a la épica. Lo tuvo todo en contra pero resurgió en una noche europea que tardarán en olvidar en Múnich. Guardiola, decisivo con los cambios, ya tiene la remontada europea que le faltaba.

morata-anoto-primer-gol-juventus-1443646487135Morata mereció otra cosa

Fue una tragedia española. Un gol de Thiago invalidó una actuación de Morata, interrumpida lastimosamente por Allegri, que quedará en la memoria colectiva. También salvó la reputación de Guardiola, que necesita una Champions, porque ganar la Bundesliga es no pasar del cinco.

Hay cosas que ni los tiempos ni los malos tiempos (esos que le han sobrevenido al fútbol italiano) cambian. En el calcio, un empate es un arma y un gol, un imperio. Sucedió que a los cinco minutos Alaba y Neuer se atarugaron, Lichtsteiner les limpió la pelota y lo dejó en la red Pogba. Y por esa puerta llegó la Juventus a la perfección. La perfección a su manera, naturalmente. En Italia, busquen el glamour en sus museos, sus trajes y sus coches. En el fútbol son primer productor de siderurgia. Y ocurrió también que un gol convierte al Bayern en la fiera que fue siempre. No hay peor temporal que el que desata en su estadio cuando le acompaña la fe.

El Bayern quedó endeudado y aturdido por el gol de Pogba. Propuso el partido en el área grande de Buffon y no le sirvió. Nadie como la Juventus tiene tanta sangre de reptil como para sentirse confortable tan cerca de su portero, incluso cuando le faltan Dybala, Marchisio y Chiellini. En realidad, el Bayern no tiene depredadores naturales en la Bundesliga y en cuanto aparecen en Europa, superada la fase de grupos, le cogen desacostumbrado, sin soluciones. Le ha pasado a Guardiola en tres temporadas consecutivas y habría de hacérselo mirar Ancelotti el próximo curso.

La Juventus practicó una defensa activa impecable y a la cabeza de la manifestación un Morata en primera figura. Le anularon injustamente una vaselina estupenda tras error de Neuer. Fue antes de que firmara la jugada de la temporada. Aprovechó un error de Álaba y en 60 metros y a la velocidad del sonido despachó al propio Alaba, a Benatia, a Kimmich y a Lahm con un autopase para acabar envolviendo el pase a Cuadrado, que de un quiebro mandó al suelo al propio Lahm y superó a Neuer. Una obra de arte y un castigo a los pies de madera de la zaga bávara. También un recordatorio para el Madrid. Firmó una jugada de Cristiano, se movió como Van Basten y se vació como Di María. Un parque de atracciones en un solo futbolista.

Antes del descanso, Buffon y Neuer aplacaron la remontada y la sentencia con dos milagros, y después de él Guardiola fue cambiando el equipo sin que cambiara nada. Lo cambió Allegri, que retiró a Morata en un ataque de entrenador inexplicable. Sólo él sabe por qué le administró ese analgésico al Bayern, que entonces sí fue la fuerza de ocupación que acostumbra. Quiso entrar por las buenas y por las malas. Y en dos cabezazos, uno de Lewandowski y otro de Müller, este en el descuento, se agarró a su séptima vida. Lo arregló al estilo alemán: a martillazos. Y Thiago, la última bala de Guardiola, y Coman le quitaron a Morata el premio que mereció.

Cuadrado marca aTorinoCuadrado silencia el Allianz Arena tras un jugadón de Morata

Juan Cuadrado se ha erigido como uno de los protagonistas de la eliminatoria entre Bayern de Münich y Juventus. El futbolista colombiano anotó el segundo gol en la cuenta para los de Massimiliano Allegri y puso tierra de por medio tras el tanto inicial de Paul Pogba.

El ex futbolista de la Fiorentina y el Chelsea aprovechó un contragolpe vertiginoso conducido por Álvaro Morata para, tras hacer un recorte a Philip Lahm, batir por el palo corto a Manuel Neuer y silenciar el Allianz Arena.

 

Tomado de UPR

Share

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • bauer on 17 marzo, 2016 at 9:59 am
    • Responder

    sigan copiando de otras redes creen ustedes mismos

    1. Primeramente usted debería preguntar al Admin de este Blog, yo, de donde lo he sacado y luego confirme y comente lo que quiera, por si no lo sabe lo invito a que busque estas noticias de donde las saque http://freed.upr.edu.cu/index.php , que es una pagina de la Universidad de Pinar del Rio en donde salen noticias automáticas respecto a todo esto y es de donde saco la mayoría de las mismas, las faltas de respeto se las ahorra.

      • javierjuventus on 17 marzo, 2016 at 12:36 pm
      • Responder

      Bauer.. arriba.. tienes la palabra y el click para navegar .. revisa este blog y verás cuanto esfuerzo hacemos y como mucho de lo que participan exponen sus criterios en los comentarios.
      De cualquier forma gracias por la alerta, debemos ser siempre más auténticos y creativos como hacemos como nuestro concurso de identifique al personaje o nuestra liga de predicciones…
      Bienvenida cualquier idea artículo, opinión. De veras que te la agradeceremos porque ninguno de nosotros (que yo sepa) es profesional del periodismo ni se dedica solo a esto.

    • Lester on 17 marzo, 2016 at 11:07 am
    • Responder

    Una vez mas la Juveveveve demuestra que solo en su casa(SERIE A) y bajos ciertas sospechas de corrupción es donde ÚNICO puede hacer algo. Este club de verdad tiene grandes deudas con su afición en la Champions League.

    1. lo que hablas es cierto, pero lo de corrupción, eso es pasado, y los involucrados ya están cumpliendo con la pena, esta nueva Juve, que tiene en la Presidencia el mismo dueño, no creo que se preste pare ello, no lo necesitan, y la deuda, bueno, ya se lo agradeceran.

        • Lester on 17 marzo, 2016 at 11:44 am
        • Responder

        Si es verdad y tienes razón en lo que dices Manuel, pero yo te hablo de la Juve de antes de la temporada 2005-2006 en la que los bajaron a segunda división, fíjate que en esa temporada fue el escandalo calciopoli, y en ese momento le quitaron el scudetto 2004-05 y 2005-06. Ahora mi pregunta ¿Esas serán las únicas temporadas en que la Juve manipulo los juegos?. Yo lo único que te quiero decir es que con respecto a la Juve hay muchos chismes y escándalos desde la presidencia de la familia Agnelli y también hay muchas dudas en que de verdad los scudettos fueron ganados de forma legal.
        Ahí te lo dejo Hermano.

        1. Aquí quedo todo, los Agnelli no tenían nada que ver, solo eran los Dueños del club, hora es que vuelve otro con ese apellido a tomar la Presidencia.

          El “Calciopoli”, fue el nombre dado a un escándalo deportivo de fraudes arbitrales en fútbol italiano en los años 2005 y 2006, con la particularidad que en este caso las sanciones afectaron directamente a grandes equipos de la Serie A italiana: Juventus FC, AC Milan, Fiorentina, Lazio, y Reggina.

          Los equipos antes indicados fueron acusados de conspirar para generar fraudes masivos en los resultados de los partidos de fútbol de la Serie A mediante la designación de árbitros “favorecedores” para partidos clave del Campeonato italiano, siendo que tales árbitros recibían sobornos de Moggi a cambio de influir en los resultados en beneficio de algún equipo.

          Las investigaciones judiciales demostraron que varias personas del ámbito del fútbol estaban enteradas del fraude deportivo y “beneficiadas” por él, tanto árbitros como directivos de clubes y de la propia FIGC (Federazione Italiana di Giuoco di Calcio, o Federación Italiana de Fútbol) aunque los principales responsables e instigadores del fraude pertenecían al club Juventus: Luciano Moggi (Director General) y Antonio Giraudo (Administrador Delegado).

          Con respecto dirigentes deportivos de la Juventus, éstas fueron sus respectivas sanciones:

          Luciano Moggi (Director General de la Juventus): 5 años suspendido.
          Antonio Giraudo (Administrador Delegado de la Juventus): 5 años suspendido.

          Juventus es despojado de sus dos últimos scudettos (2004-2005 y 2005-2006) y su descenso a la Serie B con 30 puntos de penalización, más una multa de 120.000 euros.Las sentencias se hicieron efectivas una vez finalizada la temporada 2006-2007 de la Serie A.

          El club Juventus F.C. intentó desestimar las sanciones impuestas por la FIGC y el Comité Olímpico recurriendo a las instancias judiciales de Italia, pero esta alternativa fue abandonada en tanto la UEFA, en concordancia con la FIFA, había advertido que los clubes de fútbol no podían apelar los castigos impuestos por las autoridades futbolísticas ante las autoridades judiciales de su país, bajo pena de desafiliar a su federación de fútbol local.

            • Lester on 17 marzo, 2016 at 2:03 pm
            • Responder

            Me gusta polemizar contigo Manuel, eres una persona con vastos conocimiento sobre el futbol y el CALCIO.

            1. pues acá me tienes, este es mi correo, manuel@hlg.onat.gob.cu, para lo que necesites aquí estoy

            2. Ademas, tu eres integrante de nuestro blog, lo que te has perdido y casi no nos has ayudado, ajajaja

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share