Euro2016: Las Notas de la Jornada 1

euro_2016_logo_detalleEs Italia

Podría recurrir a los tópicos que tanto nos gustan de la Squadra Azzurra, pero lo cierto es que el plan de Antonio Conte tiene mucha lógica: pocos combinados tienen una nómina de centrales como la tripleta de la Juventus, así que el 3-5-2 que ya utilizaba con ellos en el cuadro bianconero, más el que ya era entonces su jugador fetiche como Giaccherini, el eterno Buffon, la calidad de Candreva… no parece mala idea. Todo ello fue suficiente para derrotar a uno de los equipos con más y mejores nombres de esta Eurocopa como es Bélgica.

Portugal no puede con el Norte

El Norte resiste. Parece el grito de guerra de los mermados Stark o del Muro ante la que se les viene encima, pero bien podría ser el lema de Islandia en el empate que sacaron ante Portugal. Vaya por delante que no me parece el “sorpressón” del que se habla: Islandia lleva ya cuatro años a muy buen nivel, estuvieron a punto de llegar al Mundial (cayeron en la repesca ante Croacia) e hicieron una fase de clasificación para la Euro impecable, pero a la Portugal de Cristiano y de esa magnífica generación de centrocampistas hay que pedirle más.

Inglaterra convence, pero no vence

La misma historia de siempre con los Pross. No obstante, esta generación de futbolistas ingleses pinta inmejorable y, tras pagar su joven equipo la novatada en el Mundial, esta Eurocopa parece la ocasión idónea para los Kane, Lallana, Sterling, Sturridge y compañía, y la penúltima para Rooney, de aspirar a hacer algo grande. Ante Rusia jugaron un buen partido y tuvieron la victoria en sus manos, pero sin hacer gran cosa, los de Leonid Slutski se llevaron el empate con un gol del veterano Berezutski en el descuento.
Menos mal que estaba Payet

Los focos apuntaban sobre figuras contrastadas como Pogba o Griezmann, pero quien salvó los muebles franceses con el mejor gol que hemos visto hasta ahora en el torneo, y con un gran partido, fue Dimitri Payet. Francia cumplió los pronósticos y derrotó a Rumanía, pero el cómo no estaba previsto: le costó más de la cuenta y sólo el golazo del futbolista del West Ham al final del partido les dio los tres puntos. Al final es lo que vale, pero una de las grandes favoritas al título tiene que dar más de sí si quiere levantar el título y dejarlo en casa.

España en general e Iniesta en particular

Se han ido piezas insustituibles, pero la idea permanece. No es mala opción: ha sido la etapa más exitosa del fútbol español y aún quedan futbolistas capaces de desarrollar esa idea. El problema ante la República Checa era conocido: costó un mundo hacer gol e incluso se ganó por 1-0, resultado habitual en otros años, pero el partido fue de España con la clásica concepción de tener el balón para defender y atacar. Mención especial merece Iniesta: está de dulce y el equipo no puede más que agradecerlo. Y aprovecharlo.

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share