Italia-España: 8 detalles que van a marcar un partido apasionante

España-Italia.-300x168Las claves del peligro italiano: su poderío por las bandas, el conocimiento de Morata y la sed de venganza por la final de la última Eurocopa, claves a tener en cuenta el lunes.

Desgaste físico

Si algo acusó España en el partido ante Croacia fue el desgaste físico. La Roja no es de las que más kilómetros recorre (es 15ª en el ranking, con 106,83 km de media por partido), pero Vicente del Bosque no dosifica jugadores: es el único seleccionador que ha repetido once titular en las tres jornadas de la fase de grupos de la Eurocopa 2016.

Enfrente, una envejecida azzurra pero que no escatima en esfuerzos: es la selección que más kilómetros completa cada partido: 112,4 de media (y eso que, sabiéndose clasificada, en la última jornada fue la quinta selección que menos corrió). Un trabajo del que llegará recuperada a octavos gracias a las rotaciones que su prematura clasificación como primera de grupo le permitirá hoy. A España le interesa que el partido de octavos no se alargue más de los 90 minutos…

Duelo bianconero: Morata contra la BBC

Subasic adivinó las intenciones de Sergio Ramos en el fatídico penalti del Croacia-España gracias a la labor de espionaje de Modric sobre su compañero en el Real Madrid. En octavos, volverá a haber duelos entre compañeros de equipo. Morata se las verá en la zaga transalpina con unos conocidos suyos: la BBC defensiva de la Juventus (Barzagli, Bonucci, Chiellini). Si la supera, bajo palos se encontrará otro bianconero que sabe bien de sus movimientos: Buffon.

Cuentas pendientes…

Italia ha sido protagonista, a su pesar, de la época dorada de la Selección española. La tanda de penaltis frente a la azzurra en los cuartos de final de la Eurocopa 2008 marcó el punto de inflexión en la historia de España para iniciar el histórico triplete que remató goleando precisamente a los italianos en la final del último torneo. Italia desea confirmar el fin del dominio español despúes del fiasco del Mundial de Brasil vengando aquella final.

…y una camiseta inspiradora

No importa el desquite que logró España con la final de la última Eurocopa ni cualquier otro triunfo. Siempre que la Selección juega contra Italia, el famoso codazo de Tassotti a Luis Enrique en el Mundial de Estados Unidos regresa a la memoria colectiva como si nunca pudiera cobrarse suficiente venganza para espantar el fantasma. Y el próximo lunes la evocación podría ser más intensa: salvo que opte por la tercera equipación (amarilla), España jugará con la elástica blanca… inspirada en la que lució aquella tarde en Boston.

Marcaje a Iniesta

Los italianos conocen el secreto de España: anular a Andrés Iniesta. Lo intentaron en Polonia y Ucrania con un marcaje asfixiante a lo Óliver y Benji. La discreta participación del manchego ante Croacia explica para muchos la sorprendente derrota que condena a España al lado más duro del cuadro. Italia intentará que Iniesta vuelva a pasar lo más desapercibido posible.

Peligro transalpino por las flancos

Acostumbrados a sumarse al ataque con asiduidad, Juanfran y Jordi Alba deberán vigilar del peligro italiano por las bandas. El del Barcelona tendrá que medirse cara a cara con Candreva.

La inseguridad de De Gea

Durante los dos primeros encuentros, el portero del Manchester United logró mantener en letargo el debate en la portería. Su error en el gol de la victoria croata y alguna otra salida temeraria despertaron las dudas. España había logrado mantener la portería a cero en sus siete partidos anteriores en la fase final de una Eurocopa. Hasta Croacia, la última en perforar el arco de La Roja había sido precisamente Italia.

Tres meses antes, Italia fue superior

Un precedente a tener en cuenta. España logró un empate pero no convenció en el reciente amistoso que en marzo le midió a Italia en Udine. Eso sí, aquel partido estuvo marcado por la ausencia de dos piezas fundamentales en el once de Vicente del Bosque en Francia: Iniesta y Silva.

Tomado de Prensa Latina.

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share