El cuadro napolitano va a intentar durante toda la ventana de traspasos de enero la firma de Simone Verdi. El extremo italiano del Bolonia es una de las sensaciones de la presente Serie A, ocupando un costado que contiene el mayor peligro del equipo de la Emilia-Romaña. Su sensacional temporada no está pasando desapercibido para nadie, marcando sus cifras actuales en 6 tantos y 5 asistencias en 20 apariciones con la elástica rossoblu.

Según Corriere dello Sport, la intención del Nápoles es terminar fichando al jugar. La idea inicial pasar por conseguir su incorporación en el mercado actual, aún siendo conscientes de que su firma en junio parece más probable. No obstante, se quiere reforzar las alas del cuadro de Maurizio Sarri de forma inmediata y él es el principal candidato para ello, por lo que se antoja que seguirán arremetiendo en su tentativa por lograrlo.