Entrevista a Massimiliano Mirabelli

Una semana en las Maldivas como están haciendo sus jugadores sería impensable. Pero digamos que con respecto a los meses de verano, Massimiliano Mirabelli está pasando unas jornadas de mercado bastante más tranquilas.

Por fuerza: tras haber fichado once, se queda al lado como ojeador. El problema, por tanto, es que quien debería mirar desde lo más alto, en cambio va apoyado en los codos. Mirabelli no se descompone cuando se lo hacen notar: él cree fuertemente en un proyecto que está llevando adelante bajo el mando de Fassone y que considera la base ideal para el Milan que vendrá.

Con respecto a junio y julio, unas vacaciones…

“Bah, no diría tanto. Digamos que se trabaja siempre, pero en cosas distintas. Estar actualizado es algo constante, en los fines de semana estaré en Alemania para asistir algunos partidos”.

Pero entonces hay nombres a revisar

“Poco a poco. Estoy hablando de actualizarse, no de mercado. No ficharemos a nadie, se los digo como noticia oficial. Habrá alguna salida seguramente, pero cosas pequeñas. Los nombres son los que están circulando, pero quien tiene más peticiones concretas es Gustavo de Boca”.

Ok, nada de fichajes. Pero haría falta un recambio de Kessié

“El razonamiento existe, pero les pregunto: tras haber fichado a once, ¿un duodécimo sería lo adecuado? En el verano hicimos un importante mercado pero no tengo nostalgia, para todo hay tiempo. Pero hoy creo que la solución está en casa. Por ejemplo Montolivo. Nuestra tarea es valorizar la actual plantilla”.

¿Se habría podido invertir menos dinero viendo el poco rendimiento de algunos?

“No me parecen cifras excesivas. Todos consideran el total, pero yo invito a analizarlo. No hemos pagado mucho más por nadie y les diré más: si, en pura teoría, mañana pusiésemos alguno en el mercado, ganaríamos dinero”.

¿Quiere seguir apostando por alguno de los jugadores?

“André Silva y Calhanoglu”.

¿Alguna operación que no repetiría?

“No, todos son jugadores válidos, que forman un sólido grupo y nos dan tranquilidad para el futuro. Son el núcleo del Milan y a pesxar que muchos no están rindiendo según lo esperado, a nivel patrimonial no hay caída alguna. Aparte que se olvida un pequeño detalle: nuestra gestión fue hecha de ventas y renovaciones. De las ventas ingresamos una buena cifra y luego revisar quien renovó el contrato: Donnarumma, Cutrone, Calabria, Plizzari. ¿Qué nombres le parecen? Dénle un valor. Yo digo que patrimonialmente es un importante incremento, tenemos una caja fuerte llena de valores”.

Por tanto, usted no cambiaría nada de vuestra estrategia

“Quizás tener menos prisa sobre algunas decisiones de gestión”.

¿Cual fue la gestión sobre Donnarumma?

“Gigio renovó con muchas ganas y siempre ha expresado su voluntad de seguir en el Milan. Estaremos realmente contentos si acaba su carrera aquí. Pero cuando no quiera seguir, algo que no nos resulta, favoreceremos su salida. Aquí no se queda nadie en contra de su voluntad”.

Pero parte del futuro está unido al acuerdo obligatorio de la UEFA: ¿preocupado?

“Estamos y estaremos dentro de las reglas UEFA. Nuestra máquina de construcción seguirá adelante, sin preocupaciones”.

La UEFA tiene dudas sobre Yonghong Li que vive a miles de kilómetros de distancia: ¿eso es un problema?

“Para nada. No lo es: el dinero llega de manera regular y aparte está David Han Li, siempre presente y gran entendedor de fútbol. Aparte tiene la virtud de no interferir nunca con el trabajo de alguien”.

Diga la verdad, ¿cuales son sus reales relaciones con Fassone?

“Somos una pareja de hecho, dos cuerpos y un alma. No se hace nada, si no se comparte. El resto son invenciones”.

A propósito de compartir: ¿se hizo lo mismo con Montella y el mercado veraniego?

“Lo compartimos todo, empezando por una campaña de fichajes tan agresiva, tanto es así que conservé los mensajes entusiastas que me mandaba, por ejemplo, durante la negociación por Bonucci. Me disgusta como acabó la cosa, a nivel afectivo y profesional. Si hubiera funcionado como debiera, el Milan estaría en Champions y él en su sitio”.

Hoy en cambio está Gattuso

“Necesitamos mandar una fuerte señal a los jóvenes de adn milanista. Rino fue elegido: punto. No fue un simple sustituto, asumo las responsabilidades y estoy feliz por como está trabajando. Hay que trabajar duro para mejorar, con el agravante que ya era diciembre. Encontré a uno que trabaja más que yo, lo decimos también en dialecto calabrés: ‘me está superando’”.

Hicieron un gran mercado, pero luego asisten a traspasos como el Coutinho: guerra impar

“El fútbol italiano debe inventarse algo para que no sucedan cosas como lo visto con la Selección. Una idea podría ser: ningún límite a los extracomunitarios, plantillas de 25 y obligación de 6 italianos en el campo. De esta manera, todos los clubes podrían revisar con mayor atención a la cantera, con el dinero que se movería dentro del país. Un virtuoso círculo”.

 

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share