Un Milan de clase

Romagnoli debe estar al centro y a su lado tener perros guardianes, algo como Rocco y Carlota, bulldog y labrador que en Instagram posan a derecha e izquierda de Alessio.

Como central zurdo de la línea a tres, Romagnoli estaba menos cómodo, donde en las últimas semanas en el Milan no era tan estable como lo fue en el pasado. En la línea de cuatro, al lado de otro central y un lateral zurdo, Alessio está más libre: Bonucci y Rodriguez no serán dos cazadores, pero el concepto resta.

Para aprovechar sus dotes, el sentido de la posición, el físico y la buena zurda Romagnoli es lo que necesita para ponerle en las condiciones ideales. La seguridad de la temporada pasada se perdió al inicio de esta: más allá de la lesión de menisco que lo dejó fuera en la primera jornada y las dos suplencias sucesivas hasta un regreso gradual, en el resto de las jornadas fue uno de los más discutidos.

En duda con Zapata con una camiseta o incluso superado por Rodriguez menos propenso que él a los cierres. Presentándose en San Siro tras el derby, en un partido por tanto que no podía fallar, el Milan tenía a Romagnoli inicialmente en el banquillo: no estaba en el once donde Montella más confiaba. Es extraño porque, en seis jornadas de liga con Gattuso, Alessio las ha jugado enteros solo la mitad: en Benevento fue expulsado y ante Bolonia y Atalanta no jugó por sanción.

Forzadas ausencias donde Rino se amargó: Romagnoli es ahora insustituible. Siempre que Gattuso hablaba de GPS dados a los jugadores para valorar su trabajo durante las vacaciones, con el temor que lo entregaran a otra persona… pero las sospechas sobre Alessio se despejaron rápido: no ha viajado a ninguna parte. Está en Neptuno en el Mar Tirreno que para Alessio es simplemente su hogar. Vacaciones en familia, con sus padres Gianna y Giulio, el hermano Mirko y los abuelos, donde ayer volvió a entrenarse.

Gattuso y él son capricornios que tras su técnico, el viernes celebrará su 23º cumpleaños. Antes que Bonucci, fue el último defensa en marcar, en ese tanto al Nápoles. Puesto fijo en defensa, favorito sobre Zapata y sobre todo sobre Musacchio, donde Bonucci y Alessio son presente y futuro, rossonero y quizá azzurro. En tres partidos, el equipo solo ha recibido un gol. Los tres próximos serán bastante indicativos: Cagliari y dos veces ante el Lazio de Immobile, el máximo goleador de Italia.

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share