Feb 07 2018

Lazio y Napoli quieren recuperar su mejor época

Ante la ausencia prolongada de dos de los más grandes conjuntos de Italia, los dos colosos de Milán, muchos de los proyectos de equipos a priori de segunda fila han intentado tomar el relevo y ser la alternativa de la dominante Juventus. Entre ellos destacan sobre todo dos: Lazio y Napoli, que décadas después, buscan asentarse de nuevo entre los más grandes del ‘calcio’.

Si pensamos en los grandes equipos de Italia, por títulos, tradición e historia, seguramente a todos nos vengan a la mente esos clubes tan laureados y de tal dimensión como Juventus, Milan e Inter. Entre los tres se han proclamado vencedores del campeonato de liga italiano prácticamente dos de cada tres veces, levantando el trofeo nada menos que en 69 ocasiones. Además, presentan en sus vitrinas las 12 Champions League que conquistaron los equipos del país transalpino en toda la historia. Registro en el que destaca el Milan, con siete orejonas, lo que le permitía, hasta hace unos años, ser el único que hacía algo de sombra a un Real Madrid que en las últimas temporadas ha cogido una ventaja considerable aprovechando, entre otras cosas, la caída de un gigante como el de Milanello.

Algo que se ha convertido en habitual en la capital de la región de Lombardía, y es que también un glorioso como el Inter atraviesa por el peor momento de su historia junto a la década de los 80 y principios de los 90. El único de los tres gigantes que continúa dominando en el calcio es la Juventus de Turín. Una Juve que también pasó recientemente por la Serie B tras su implicación en amaños de partidos, pero que ha vuelto con mucha fuerza erigiéndose como implacable dominador de la Serie A, siendo el campeón estos últimos seis años.

Ni Roma ni Fiorentina consiguieron asentar sus proyectos

Es lógico que en este contexto de gigantes caídos, y con muchos de los equipos que podrían estar en segunda línea como Torino, Fiorentina o Roma dormidos en el ocaso de lo que podría ser una época de mayor esplendor, son otros equipos que históricamente han estado en un segundo plano los que han tomado la responsabilidad de tratar de hacer frente a la todopoderosa Vecchia Signora. Hablamos de Napoli y Lazio, dos conjuntos que tienen por delante de sí en la clasificación histórica en títulos de Serie A nada menos que a ocho equipos, siendo por tanto dos clubes que siempre han tenido su relevancia en el fútbol italiano, pero que es la época actual aquella en la que más asentados están en los puestos nobles del calcio.

El Napoli vuelve a pelear por el Scudetto como en la época de Maradona

Sobre todo es destacable el momento de un Napoli al que un tal Diego Armando Maradona puso sobre el mapa futbolístico allá por los años 80. El Pelusa dejó grandes momentos para la historia del conjunto partenopeo y memoria de sus aficionados, convirtiéndose indiscutiblemente en un ídolo tanto del club como de la ciudad. Un jugador con magia y talento en sus botas tales que fueron capaces de hacerle prácticamente una religión allá por donde pisó el césped y se enfundó su zamarra. Es imposible darse un paseo a los pies del Vesuvio sin encontrar cualquier reducto que inspire la admiración por aquel astro argentino.

Desde aquella época han pasado ya muchos años y muchas cosas, pero sin duda, Diego puso la primera piedra para que el Napoli diera un salto cualitativo en su rendimiento. Con él llegó el primer Scudetto -y también el segundo-, además de su primer y único gran título europeo: la Copa de la UEFA de 1990. Con Maradona sobre el césped de San Paolo el Napoli vivió los mejores años de su historia, pero también supuso el principio de una caída estrepitosa a los infiernos, una caída tal que hacía impensable por aquel entonces creer en un Napoli renacido que fuera capaz de estar donde está ahora mismo. Y es que en el sur de Italia se perdía la esperanza de que un conjunto grande volviese a reinar tras el descenso de los partenopeos, siendo el único club más al sur de Roma en coronarse campeón de la máxima categoría del fútbol italiano -con permiso del Cagliari y su especial localización geográfica-.

Tras refundarse y disputar la tercera división (Serie C) a principios de la década de los 2000, hoy el Napoli busca recuperar una época gloriosa como aquella de los años 80, una etapa aún por superar y que el difícil fútbol actual, con una competitividad que alcanza su punto álgido, complica aún más la machada de un conjunto azzurri que se presenta en las últimas temporadas como la alternativa más fiable de la dominante Juventus. Aunque en Europa la historia sea otra, aún más difícil de lograr importantes hazañas, lo cierto es que bajo el mando de Benítez primero, y de Sarri en la actualidad, en la capital de Campania se han acostumbrado a ver a su equipo luchar con los más grandes del viejo continente en su máxima competición, algo que ha favorecido, tanto económicamente como de forma competitiva, a acercar al Napoli a ser un firme candidato, año tras año a sumar un Scudetto más a sus vitrinas.

El himno de la Champions es ya un habitual en San Paolo

A modo de títulos no estará siendo la época más gloriosa de los azzurri, eso está claro, pero los primeros pasos hacia el éxito ya están dados. Ahora será cuestión de tiempo que los Insigne, Mertens, Hamsik y compañía emulen lo que en su día los Maradona o Careca lograron bajo la atenta mirada del Vesuvio.

La Lazio sigue en su intento por ocupar una plaza de los colosos de Milán

En Roma la ciudad se divide en dos cada vez que el Olímpico acoge un derbi. Y no es para menos. Aunque históricamente los dos equipos capitalinos son muy parejos en palmarés y gloria, tradicionalmente se ha considerado al conjunto de la Loba como el líder, el que mantiene la supremacía en la ciudad del Coliseo frente a su máximo rival, y es que el conjunto giallorosso acumula más temporadas en la máxima categoría del fútbol italiano que su “vecino”, pero a nivel de trofeos, ambos ostentan una situación muy semejante. A diferencia del Napoli, en el conjunto biancoceleste no hay un jugador emblema o referencia que suponga el punto de inflexión en la historia del club, y es que la que quizás sea la etapa más reciente y gloriosa de la Lazio se produjo en la década de los años 90 con multitud de nombres que a todos nos devuelven a una época maravillosa del calcio: los Verón, Nedved, Hernán Crespo, Christian Vieri o Alessandro Nesta, además de Sinisa Mihajlovic o Diego Pablo Simeone poblaban el once del conjunto lazial más temido. Aquel que logró ser finalista de la Copa de la UEFA en el año 98 y que luchaba y conquistaba el Scudetto frente a los más grandes del país.

Sin embargo la buena gestión de la etapa reciente hace que la Lazio vuelva a ser un equipo renacido de sus cenizas. Quizás el potencial de los jugadores actuales de la plantilla estén lejos de ser los de aquella gran Lazio, aunque el éxito pasa precisamente por mantener en el equipo a esas grandes estrellas -y promesas- como Immobile o Milinkovic-Savic. Incluso lejos de ser un equipo competitivo a corto plazo por el Scudetto, poco a poco se han ido afianzando sin hacer mucho ruido en puestos de acceso a competiciones europeas, algo que casi con total seguridad se repetirá este año, y es que el tercer puesto de la temporada 2014/15 así como el arranque de la actual, que le permite ocupar esa misma posición a estas alturas de campeonato, son la base y el ejemplo a seguir para hacer del proyecto biancoceleste una opción real de cara a ganar terreno como un candidato a ser uno de los grandes de Italia.

 

 

Share

1 comentario

  1. ambos equipos protagonisando una tremendisima temporada cada cual con objetivos diferente…el de los partenopeos luchar por el scudetto y el de los laziales entrar en champions la pròxima temporada

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share
Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE