Kalinic KO hora de Cutrone

Todos los querían: pues bien, lo tendrán. Lo que aparecía en el horizonte como el clásico cara a cara que se resolvía en la vigilia, es ahora una certeza: mañana en Ferrara, el Milan que está intentando reducir la distancia con el cuarto puesto, se confiará al veneno de la tarántula de Paré. Para la alegría de grandes y pequeños, desde que Patrick Cutrone es totalmente transversal: gusta a todos. Las dudas se despejaron ayer, en la cual el staff médico rossonero consignó su clásico boletín semanal.

Al lado de los ya conocidos Conti y Storari, vuelve a aparecer Kalinic: “No formó parte del entrenamiento porque tiene una inflamación en la zona del abductor, particularmente fastidiosa y dolorosa, por tanto se ha decidido curarlo. Valoraremos la evolución en las próximas horas”. Los puntos salientes son tres. Uno: en la inflamación “particularmente fastidioso y doloroso” induce a pensar que el croata no será convocado.

Dos: la evolución en las próximas horas es la clásica fórmula que se usa en casos como este, cuando es complicado y potencialmente inseguro dar tiempos de recuperación. Donde reaparece el mismo problema que tuvo a finales de enero antes de jugar ante el Lazio en liga, donde de “problema muscular” pasó realmente a “inicios de pubalgia”, como aclaró Gattuso. Se puede resolver en poco tiempo pero al mismo tiempo puede ser larga y enervante. Debe curarse con todas las cautelas y por tanto es objetivamente difícil dar tiempos. El objetivo es tenerlo para el viaje a Bulgaria, pero quien sabe…

Gattuso va más allá de los clásicos comentarios de bar, donde nadie parece enfadado por el regreso a la enfermería de Nikola y todos desean que Patrick sea titular. Para Rino en realidad es un duro golpe, porque Kalinic es de los pocos que hacen un tipo de trabajo (sucio) que solo él garantiza, porque Cutrone es el chico de los milagros pero sigue siendo un veintañero que no ha sumado treinta presencias en el primer equipo, porque Silva sigue siendo un gran interrogante y porque el Milan hasta el 18 de marzo (último partido antes del parón) le esperan nueve partidos, que serán once incluyendo la Europa League.

De Spal al Chievo pasarán 37 días: significa una media de un partido cada 3,3 días. Para Cutrone es precisamente el último de los problemas, todos los años siempre hay jugadores a los que su temporada cambia gracias a las “desgracias” de otros. En el caso de Patrick, se trataría solo de una confirmación, porque lo que tenía que mostrar ya lo ha hecho. Empezando por el número total de goles (10) que le hacen ser el máximo goleador del equipo. Pero hay que perfeccionarse siempre.

En la gestión física de los partidos, en la actitud de los empeños fuera de casa, en la búsqueda de los compañeros. Las últimas proyecciones de ayer le daban a él en Ferrara y Silva en Bulgaria, y claramente tiene un sentido: el tarantulismo de Patrick ante defensas rudas y cerradas ante un rival en lucha por no descender más la experiencia internacional y la facilidad de pase es algo determinante para el André en Europa. Dicen los rumores que últimamente Patrick le estaba costando cada vez más tener que ver a sus compañeros desde el banquillo: mañana podrá desfogarse.

BOLETÍN MÉDICO DEL MILAN

Rodriguez – Ha resuelto sus problemas de la anterior semana y se está entrenando regularmente con el grupo.

Conti – Ha realizado partes de los entrenamientos, hay que tener en cuenta que es algo importante para volver a familiarizarse con las entradas y los traumas, pero queda toda la parte de rehabilitación atlética que prevee tiempos y Gattuso lo valoró en un mes. Compartimos su posición, hay que tener en cuenta que en previsión (las pruebas dan buenos resultados sobre el estado de la rodilla) serán programados en los próximos días en pruebas de Milan Lab que valorarán su estado físico.

Storari – Tuvo una importante lesión en el gemelo medial, necesitaba al menos dos meses de recuperación, pero no lleva todavía ni mes y medio. Marco es un gran profesional y está realizando su rehabilitación con gran empeño, los controles han dado éxito positivo: no hay complicaciones, quizás somos más rápidos de los tiempos previstos, pero para verlo entrenarse con el equipo hace falta tener algo más de paciencia.

 

Share

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share