Junior Moraes pone patas arriba el Olímpico de Roma

Un gol del brasileño revoluciona una eliminatoria que tenían los laziales más o menos controlada a pesar de que los kievitas se pusieron por delante en el marcador.

SS Lazio

2 2

Dinamo Kiev

SS Lazio: Strakosha; Wallace (Nani, min. 85); de Vrij; Radu; Basta (Patric, min. 74); Murgia (Parolo, min. 74); Lucas Leiva; Milinkovic-Savic; Lukaku; Felipe Anderson; Immobile

Dinamo Kiev: Boyko; Kedziora; Burda; Kadar; Pivaric; Shaparenko (Junior Moraes, min 67); Buyalskyy; Tsygankov; Garmash; Morozyuk; Besiedin

MARCADOR: 0-1, min. 52, Tsygankov. 1-1, min. 54, Immobile. 2-1, min. 62, Felipe Anderson. 2-2, min. 79, Junior Moraes.

ÁRBITRO: Ivan Kruzliak (SLO). Amonestó a Pivaric, Murgia, Kadar, Milinkovic-Savic, Lukaku, Boyko y expulsó con doble amarilla a Garmash.

La UEFA Europa League afronta su segunda ronda de eliminatorias directas. La primera serie de eliminatorias filtró a los dieciséis mejores equipos de la segunda competición más importante del panorama UEFA.

La Lazio afrontaba su partido de octavos de final de la UEFA Europa League con el objetivo de intentar dar un golpe sobre la mesa e intentar dejar encarrilada la llave de eliminatorias en el primer partido para así poder afrontar el partido de vuelta con ciertas garantías de pasar la eliminatoria.

La Lazio enfrentaba a un rival, a priori, inferior a su nivel. El dinamo de Kiev, rival de los italianos venía de eliminar al AEK de Atenas en la fase de dieciseisavos de final sin certezas, puesto que no consiguió vencer en ninguno de los dos partidos a su rival griego y pasó de ronda gracias a que en el partido de ida consiguió hacer gol.

La Lazio encaraba el partido con un once con alguna que otra variación. Cabe destacar la entrada de jugadores como Wallace, Murgia, Felipe Anderson y Lukaku puesto que son jugadores que, por lo general, no actúan de titulares en múltiples ocasiones.

A pesar de las variaciones en los jugadores, el técnico laziale no se decidió a varias el esquema táctico y volvió a utilizar su clásico 3-5-2.

El equipo ucraniano salió al césped del Olimpico de Roma mostrando un 4-2-3-1, formación usada por el técnico bielorruso del Dinamo de Kiev en los partidos más importantes para el conjunto kievita con jugadores como Tsygankov que lleva bastante peligro en sus centros, ya sean a balón parado o en jugada.

Primera parte de tanteo

Cinco minutos antes del comienzo del partido, Lazio y Dinamo de Kiev saltaban al césped del coliseo italiano y tras el pasamanos y el respetadísimo minuto de silencio en memoria de Davide Astori, fallecido en la mañana del domingo comenzaba el encuentro.

Los primeros diez minutos son de tanteo por parte de los dos equipos. Ninguno de los dos equipos se propuso salir a por el gol en los primeros instantes de juego hasta que en el minuto 14 de juego, Felipe Anderson recibe un pase dentro del área pequeña, pero su disparo sale defectuoso y se va rozando el poste izquierdo de la portería de Boyko en lo que sería la gran primera ocasión del choque.

Tras doce minutos de tregua de los dos equipos, que sólo intentó romper Dusan Basta con un disparo repelido por la defensa ucraniana, llegaba la primera gran ocasión para lo kievitas. Denys Garmash recibió un gran pase de un jugador del Dinamo y a una distancia perfecta como para batir a Strakosha dispara alto.

Los últimos cinco minutos de la primera parte serían dominados por un Dinamo que intentó ir aventajado al paso por vestuarios y tras un centro sin peligro de Josip Pivaric y un disparo lejano del mismo jugadores nos iríamos al entretiempo sin que los visitantes consiguieran su objetivo de irse con el marcador favorable, misma condición que tuvo la Lazio.

Los goles hicieron acto de presencia

Tras el paso de vestuarios el partido adquirió un lavado de cara.

A los siete minutos de la reanudación, un despiste defensivo de la defensa de la Lazio tras un centro de los ucranianos deja a Viktor Tsygankov solo frente a Strakosha que tras un taconazo bate al portero laziale poniendo el 0-1 en el marcador.

Pero la alegría kievita duraría dos minutos, tiempo que necesitaría Felipe Anderson para ver un magistral desmarque de Ciro Immobile que remata a placer para poner el 1-1 en el electrónico del Olimpico de Roma.

A partiro de ese momento, la Lazio se hizo dueña y señora de la posesión de pelota y eso les daría premio, ya que en el minuto 62, Felipe Anderson recibe un extraordinario pase de Milinkovic-Savic para volver a batir a Boyko y poner por delante a la Lazio con el 2-1.

A pesar del varapalo del 2-1, el equipo ucraniano no se derrumbó y tuvo una gran ocasión para poner el empate con un disparo de Josip Pivaric que detiene Strakosha demostrando una amplia capacidad de reflejos.

Con el resultado desfavorable, Khatskevich, entrenador del Dinamo, decidió dar entrada a Junior Moraes para reforzar su capacidad ofensiva.

Con el partido teóricamente controlado por los biancocelestis, la situación daría un vuelco inesperado después de que en el minuto 79 de partido, Junior Moraes se sacase un disparo desde la frontal del área imparable para Strakosha con el que pondrían el 2-2 en el marcador.

Tras el empate, la Lazio buscó volver a poner el marcador a su favor y Milinkovic-Savic tendría una gran ocasión tras el bote de una falta. En el tiempo de descuento, la Lazio tuvo otra gran ocasión para ponerse por delante tras un jugada definida por Ciro Immobile que se estrelló en el palo izquierdo de la portería de Boyko.

Tras esta gran ocasión biancocelesti, el colegiado decretó el final del partido de ida de una serie que tendrá su desenlace en Ucrania y en la que los kievitas salen con cierta ventaja por el valor doble de los goles, condición por la que pasaron la anterior ronda de la UEFA Europa League.

Los romanos tendrán que marcar por lo menos un gol para pasar de ronda, aunque un posible empate a uno seguiría dando el pase a los de Ucrania.

 

Share

1 comentario

  1. decepcionante ambos clubes italianos en casa en la ida, ambos quedaron muy mal parados

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share