El Hellas ve la luz al final del túnel

El equipo de Pecchia se lleva el Derby della Scalla por la mínima con un gol de su capitán Caracciolo en los primeros minutos de la segunda mitad. El Chievo no fue capaz de empatar el partido y se mete en problemas con este resultado.

Hellas Verona

1 0

Chievo Verona

Hellas Verona: NICOLAS; FERRARI, CARACCIOLO, VUKOVIC, FELICIOLI (AARONS, MIN.86), FARES, BUCHEL, CALVANO (FOSSATI, MIN.88), VERDE (ZUCULLINI, MIN.65), PETKOVIC, MATOS.

Chievo Verona: SORRENTINO; CACCIATORE, DAINELLI, BANI, GOBBI, RADOVANOVIC, CASTRO, HETEMAJ (PELLISSIER, MIN.62), BIRSA (STEPINSKI, MIN.87), MEGGIORINI (GIACCHERINI, MIN. 46), INGLESE.

ÁRBITRO: ANTONIO DAMATO. AMONESTÓ A BUCHEL (MIN. 29), GOBBI (MIN. 63), BANI (MIN. 67), PELLISSIER (MIN. 73), RADOVANIC (MIN. 75), MATOS (MIN. 84), CACCIATORE (MIN. 89), ZUCULINI (MIN. 90+2), DAINELLI (MIN. 90+2), BOLDOR (MIN. 90+3) (FUERA DEL CAMPO)

INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA VIGÉSIMO OCTAVA JORNADA DE LA SERIE A. ESTADIO MARCANTONIO BENTEGODI CON MUY BUENA ENTRADA.

El Hellas Verona se lleva los tres puntos del Marcantonio Bentegodi ante sus vecinos del Chievo en un partido muy bronco, con multitud de tarjetas y en el que el fútbol brilló por su ausencia. No se podría destacar un claro denominador en el juego, aunque el dominio en la posesión fue para los de Maran, que no supieron traducir su dominio en ocasiones de gol.

Como todo buen derbi, el partido estuvo en todo momento lleno de emoción y una tensión añadida por la situación de los dos equipos en la tabla, ambos en las posiciones más bajas. Antes del encuentro se celebró un minuto de silencio para honrar la memoria del recientemente fallecido, Davide Astori.

Con los puestos de descenso a la Serie B en juego comenzaba el encuentro en Verona. Tras unos primeros compases en los que no se establecía un claro dominador del juego, el Chievo parecía empezar a hacerse con el control del balón, pero sin generar sensación alguna de peligro. Si alguna sensación de esto había, aunque ciertamente, era casi nula, ésta la creaba el Hellas a base de rápidos contraataques.

En los minutos finales de la primera mitad fue cuando llegaron las oportunidades de gol más claras, ambas por parte de los visitantes en esta ocasión. Partiendo de un córner llegó la primera. Balón magistral colgado por Birsa y el remate de Mattia Bani se marcha a centímetros de la portería de Nicolas. La segunda iba a llegar después de un balón en largo. Tras una peinada, Castro iba a anticiparse, muy veloz, a Vukovic y rematar con el exterior de su pierna derecha muy forzado para intentar batir la salida de Nicolas que realizaría una muy buena intervención.

El segundo tiempo empezaba con el dominio más claro del Chievo. Con la introducción de Giaccherini en el campo, Maran pretendía que Inglese no se sintiese tan solo arriba como lo hizo en la primera parte. Pero poco duró el dominio de los visitantes. En el minuto 52, Daniele Verde, tras intentarlo desde el córner, iba a poner un centro raso al área para que el capitán, Caracciolo, con un buen remate cruzado a la escuadra adelantase al Hellas en el marcador.

A raíz del gol y de la situación tan complicada que atraviesa el equipo, los locales del Hellas tuvieron la reacción lógica de meterse atrás y defender el marcador con uñas y dientes hasta el pitido final. Así fue, los pupilos de Pecchia replegaron sus líneas, aún más si cabe, y le dejaron la responsabilidad del juego al Chievo.

Guiados por Valter Birsa, que parecía ser el único que tenía algo diferente en sus botas y esperando alguna genialidad de sus atacantes, Inglese y Giaccherini, el Chievo se limitó toda la segunda parte a poner centros laterales que no conseguían contactar con sus rematadores. Los visitantes se estaban viendo anulados por la defensa local y eran incapaces de hacerles daño.

Con el paso de los minutos y con la frustración de los amarillos, el partido se volvió aún más tenso y con el juego siendo continuamente interrumpido. El Chievo se fue del partido con seis tarjetas amarillas en su haber, mientras que el Hellas con un total de cuatro.

Gracias a esta victoria, el Hellas Verona asoma la cabeza y ve la salida de los puestos de descenso un poco más cerca. Se coloca a solo un punto del Spal que marca la salvación y a tres de sus rivales de Verona, un Chievo que con esta derrota se mantiene fuera del descenso, pero ahora con una diferencia mínima de tres y con el gol average perdido con el Hellas.

En la próxima jornada el Chievo visita San Siro para medirse al Milan, mientras que el Hellas por su parte volverá a jugar en casa para recibir a la Atalanta.

 

Share

1 comentario

  1. siempre un gran derby como lo son todos en Italia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share