Sassuolo, una década de ensueño en el Calcio

Cómo cambian las cosas en el mundo del futbol con tan solo diez años. El 27 de abril de 2008, el Sassuolo, entonces dirigido por Massimiliano Allegri, logró el ascenso a Serie B por primera vez en su historia. Hoy, una década después, el equipo nerovedri es sublíder de Serie A y ha jugado torneos europeos, mientras Allegri se ha consolidado como uno de los mejores entrenadores del planeta.

Hablar del Sassuolo es mencionar a un club que está por llegar a los 100 años de existencia, pero que en todo ese tiempo ha pasado prácticamente desapercibido, salvo en esos diez años antes mencionados.

Se trata de un proyecto de capital limitado, pero ambiciones infinitas. El Sassuolo comenzó a estar en boca de todos durante la temporada 2012-2013, cuando parecía que lograría ascender a Serie A, y no solo logró el histórico ascenso, sino que de la mano de Eusebio Di Francesco, ganó el título de Serie B, superando a equipos como Verona, Brescia o Empoli, que tenían cartel de favoritos.

Desde entonces se sentía que este equipo no había llegado para descender a la primera de cambio, sino que se convertiría en un club competitivo, de un estilo de juego vistoso y que sacaría le máximo potencial a sus jugadores, entre los cuales destacaba el jovencísimo Domenico Berardi, quien entonces lucía como la máxima joya del futbol italiano.

Di Francesco imprimió un futbol único en su equipo, un estilo que solo clubes como la Juventus de Conte, la Sampdoria de Sinisa Mihajlovic o la Fiorentina de Vincenzo Montella, equipos de mucha mayor envergadura, se atrevían a lucir en un futbol italiano que atravesaba una importante fase de evolución.

La permanencia siempre fue el objetivo, y el equipo la consiguió con apenas dos puntos de distancia del Catania en su primera campaña como equipo de Serie A. El ascenso meteórico del Sassuolo era reconocible en el Calcio y en su segundo año lograron alejarse rápidamente de la zona de quema, para terminar cómodamente en el puesto 12. Paso a paso el equipo de Mapei se hizo de un plantel competitivo y la rotación de jugadores parecía no afectar demasiado, pues el estilo y el hambre de triunfo siempre era el mismo.

Para la temporada 2015-2016, el Sassuolo terminó sexto en la clasificación, superando a Milan y Lazio, y consiguiendo su primera participación en torneos europeos. Todo esto siempre con Domenico Berardi como la gran figura del equipo, pero con un importante acompañamiento que fue cambiando con los años (Zaza, Floccari, Boakye, Sansone, Defrel…), una base de jugadores veteranos que ayudaron a mantener solidez en el proyecto y por supuesto, el desafiante y muchas veces impredecible estilo táctico de Di Francesco, cuyo tridente ofensivo hacía temblar a prácticamente cualquier defensa en suelo italiano.

Hasta la temporada pasada, el Sassuolo logró convertirse en un equipo de media tabla, que si bien no peleaba por llegar a Europa (y no lo ha conseguido nuevamente), tampoco sufriría demasiado para mantener la categoría.

Todo esto no ha sido producto de la casualidad, el Sassuolo es uno de los pocos clubes que ha logrado hacerse con un estadio propio (superando a Inter, Milan, Roma, Napoli, Lazio y muchos otros con mayor poderío económico), ha aprovechado las alianzas de mercado con otros clubes (especialmente la Juventus), para tener un equipo competitivo a pesar del éxodo de jugadores cada verano, y la directiva ha logrado mantener a Domenico Berardi, que si bien ha tenido una carrera atropellada, se ha convertido en un futbolista icónico, cuya presencia en el campo siempre provee una opción de desequilibrio, talento y goles.

Di Francesco dejó el proyecto en 2017 para volver a su amada Roma, y desde entonces el equipo ha sido dirigido por Cristian Bucchi, Giuseppe Iachini y actualmente con Roberto De Zerbi, quien después de un año de fantasmas e incertidumbres tácticas, ha logrado devolver el estilo de juego alegre y competitivo que había caracterizado al equipo en años anteriores.

Es cierto que apenas se han jugado tres jornadas de Serie A en la temporada 2018-2019, pero hace apenas un mes parecía imposible que a estas alturas de la competencia, el Sassuolo se instalara en el 2do puesto de la clasificación, logrando una importante y sorprendente victoria ante el Inter en la primera jornada, un empate decepcionante contra Cagliari en la segunda y una goleada autoritaria al Genoa en la tercera.

La llegada de un maduro Kevin Prince Boateng, ha servido para dar mayores opciones de juego en el costado izquierdo, el apuntalamiento de Locatelli en el medio campo ha ayudado a mejorar la estadística de recuperación de balones, y la explosividad de Pol Lirola le ha brindado a la banda derecha un verdadero carril ofensivo que potencia el accionar de Domenico Berardi.

Este Sassuolo es un equipo en evolución constante, que sufre una metamorfosis positiva partido con partido, temporada con temporada, y en donde parece que el único límite es el que el proyecto mismo quiera imponerse.

Hace una década a nadie le interesaba hablar del Sassuolo de Massimiliano Allegri, hoy, el equipo neroverdi se ha convertido en uno de los proyectos deportivos más sustentables en el futbol italiano, un club cuyo estilo alegre y su historia reciente deberían servir como fuente de inspiración para clubes con mayores aspiraciones.

El día de hoy el Sassuolo es sublíder de Serie A, todavía falta mucho para el final de temporada y los proyectos como Inter, Milan, Romao Napoli seguramente mostrarán su mejor versión, escalarán lugares y pelearán palmo a palmo por un puesto de Champions, o incluso por el Scudetto, pero no sería una sorpresa que a finales de mayo, el pequeño equipo de la provincia de Modena vuelva a despuntar en el Calcio, amarrando un boleto europeo y terminando otra temporada de ensueño por encima de otros contendientes.

Share

1 comentario

    • leoricardo on 13 septiembre, 2018 at 10:41 am
    • Responder

    cuando transcurrian los años 2013 y 2014, nos seiamos de un primo que era malo jugando a lfutbol y le deciamos que el era el fichaje estrella del sassuolo, jejejejejej, miren que cambio ha dado este equipo, peor mi primo sigue siendo malo,

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share