Desempolvando la Historia

Roma-Lazio: Una rivalidad eterna nacida en tiempos de fascismo

  • Los dos clubs romanos tienen una de las rivalidades más acérrimas del fútbol moderno
  • Roma es una ciudad bulliciosa, con una actividad diaria frenética, caótica, sin embargo hay días en que todo se paraliza y puedes no encontrarte ni un alma por sus históricas calles. Una especie de desierto ficticio que enmascara una única certeza, la de que es un día de derbi.
  • La capital italiana vive de manera muy intensa el derbi de la ciudad entre la Roma y la Lazio. Dos equipos, dos aficiones, que mantienen una ferviente rivalidad que va más allá de lo estrictamente deportivo. El ‘Derby della Capitale’ viene marcado por la exaltación del numeroso público que tradicionalmente abarrota las gradas, la emoción, la tensión (dentro y fuera del campo) y lamentablemente por algunos episodios de violencia. Y es que el duelo entre los dos equipos romanos es también uno de los más violentos del país.

·         El origen de su gran rivalidad

  • Todo viene por lo ocurrido en 1927, cuando Benito Mussolini se propuso crear un equipo unificado en Roma para desafiar los equipos del norte de Italia (Juventus, Milan e Inter), quienes dominaban con mano de hierro la liga italiana. Así nació la AS Roma (Associazione Sportiva Roma), formada por varios clubs de la ciudad, aunque la Lazio, uno de los más importantes de la capital, se resistió a la fusión gracias a la influencia del general fascista Giorgio Vaccaro.
  • Desde un principio, pues, Roma quedó dividida en dos y se dio origen a una rivalidad eterna. Para más inri, el primer partido entre ambos, en diciembre de 1929, equipos se lo llevó la Roma, algo que provocó aún más adversión entre las filas ‘laziali’. Las ganas de demostrar quién manda en la ciudad motiva más y más la rivalidad entre aficionados de uno y otro bando.

·         Un derbi ‘político’

  • Los duelos entre Roma y Lazio también conllevan un enfrentamiento político. Los ‘giallorossi’ se identifican tradicionalmente con la clase trabajadores, mientras que los ‘biancocelesti’ van más ligados a la clase bienestante.
  • Los ultras de la Lazio han tendido a lo largo de la historia hacia la extrema derecha, empleando banderas fascistas y esvásticas, chocando culturalmente con los inicios de los radicales romanistas, más de izquierdas.
  • Este ‘cara a cara’ es total y se escenifica en la ubicación de los ultras de uno y otro equipo en el Olímpico de Roma, el estadio que comparten ambos equipos. Los fans más problemáticos de la Lazio (los Irriducibili) se ubican en la tribuna norte, mientras que los de la Roma (la Curva Sud) lo hacen en la opuesta.

·         Algunos hechos bochornosos

  • Viene siendo frecuente que en los días previos al ‘derby della capitale’ los radicales de los dos equipos protagonicen algún episodio salido de tono. Uno de los más recientes lo firmaron los Irriducibili durante el Lazio-Cagliari.
  • Los ultras ‘laziali’ inundaron la curva sur del Estadio Olímpico con pegatinas de Ana Frank (niña muerta en un campo de exterminio nazi en 1945) con la camiseta de su odiado rival. En ellas un eslogan con la intención de insultar a los ‘giallorossi’: “Ana Frank anima a la Roma”. Esta iniciativa fue condenada por Italia entera, que esta vez no miró hacia otro lado y denunció el racismo de parte de los seguidores de la Lazio.
  • En la memoria también queda el saludo fascista de Paolo Di Canio al marcar un gol o los gritos racistas de los ultras cuando un jugador de color del equipo contrario toca el balón.
  • Estas salidas de tono forman parte de la idiosincrasia de este derbi cuya rivalidad parece no tener fin.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share