La Juventus sentencia en Roma su séptima Liga seguida y su cuarto doblete consecutivo

No hubo brillo, ni fue la mejor de las batallas, ni un partido vistoso. Ni el partido llenó el Olímpico, ni hubo goles, ni siquiera se recuerda una gran jugada por parte de alguno de los dos equipos. No hizo falta. Roma y Juventus igualaron sin tantos (0-0) y los visitantes lograron el punto que les faltaba para proclamarse campeones de la Serie A por séptima vez consecutiva.

Roma

0 0

Juventus

Roma: Alisson; Florenzi, Fazio, Juan Jesús, Kolarov; De Rossi (Strootman, min. 80), Pellegrini (Gonalons, min. 72), Nainggolan; Under (Schick, min 80), Dzeko, El Shaarawy.

Juventus: Szczesny; De Sciglio, Barzagli, Rugani, Alex Sandro; Matuidi, Pjanic, Dybala; Bernardeschi (Douglas Costa, min. 63), Mandzukic (Bentancur, min. 80), Higuaín.

ÁRBITRO: Paolo Tagliavento (ITA) amonestó a Pjanic (min. 32), Alex Sandro (min.42), Nianggolan (min. 62). Expulsó a Nainggolan (min. 68).

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada número 37 en la Serie A. Roma y Juventus se enfrentarán en el Olímpico de Roma, estadio de la capital italiana, con capacidad para 72.698 espectadores.

Llegaba la penúltima jornada de liga en la Serie A al Olímpico con una Juve que buscaba el trofeo de campeón y una Roma que ya tenía asegurado un puesto Champions para la próxima campaña tras la derrota del Inter ante el Sassuolo.

El pronóstico se materializó en un partido que no pasará a la historia por su juego. Mal partido de ambos equipos pero un punto que significa la gloria para el conjunto de Allegri. Un campeonato más para las vitrinas del Allianz Stadium.

Primera parte de dominio absoluto para la Roma

Sonaba el pitido inicial de un partido que marcaría el destino del ‘Scudetto‘. La Juve saltaba al campo con un equipo muy ofensivo sabedor de lo que estaba en juego. La Roma, con la clasificación para la próxima edición de la Champions League asegurada, saltó al Olímpico sin presión alguna. Primeros minutos de nerviosismo por parte de los ‘bianconeri‘. No habían transcurrido ni diez minutos cuando la Roma ya había tenido dos claras ocasiones. Dzeko y Nainggolan enviaron el balón desviado.

Se llegaba a la media hora de partido y seguía la misma tónica del principio. Dominio absoluto de la Roma con una Juve que no encontraba su sitio en el partido. Pjanic y Matuidi no conseguían enlazar más de tres pases en la zona de creación. Llegaría una nueva ocasión para los ‘giallorossi‘ en forma de disparo lejano de Pellegrini que se marcharía de nuevo desviado. La primera ocasión juventina llegó de la mano de Dybala. Su disparo desde fuera del área se marcharía desviado de la meta de Alisson. Justo antes del final de la primera mitad, llegaría otra ocasión clara para la Roma. Una falta provocada por Under, la botaría Kolarov desde la banda derecha y su disparo se estrellaría en el lateral de la red de Szczesny. Con esta ocasión se irían al túnel de vestuarios.

Mala segunda parte y un punto de campeonato

Comenzaba una segunda parte muy distinta a la primera. No habría ningún cambio, saltaron los mismos 22 jugadores que iniciaron el encuentro. Tan solo habían pasado dos minutos desde el pitido inicial, cuando el árbitro del encuentro anuló un gol a Dybala por fuera de juego del argentino. La Juve salía a conquistar el partido y Paulo dio el primer aviso. La Roma seguía dominando el balón, mientras la Juve llegaba tímidamente a la meta de Alisson a la contra. El primer cambio del partido sería Douglas Costa, que entraría por Bernardeschi. En el minuto 67 la Roma se quedaría con diez hombres tras la expulsión de Nainggolan. El belga vería la segunda amarilla por una fuerte entrada a Dybala.

A partir de la expulsión del belga, el partido cambiaría radicalmente. La Juve se haría con el dominio del balón. Di Francesco daría entrada a Gonalons en detrimento de Pellegrini, buscando la figura del francés por delante de la defensa junto a De Rossi. La Juve estaba un pasito más cerca de su séptimo ‘Scudetto‘ consecutivo. Allegri dio entrada a Bentancur en lugar de Mandzukic para tener más el balón en medio campo. Junto a Pjanic y Matuidi dominarían el balón el resto del partido. En el minuto 84, Dybala reclamaría un posible penalti de Juan Jesús tras un empujón del brasileño sobre el argentino. El colegiado Tagliavento no decretó pena máxima.

Con el pitido final llegaría el delirio a las gradas del Olímpico. Los aficionados desplazados a la capital italiana pudieron vivir un momento único tras una nueva conquista de un campeonato liguero por parte la Juve. El punto conseguido en el Olímpico significaría el trigésimo cuarto ‘Scudetto‘ para la Juve.

 

Con la Roma ya clasificada para la Champions, el duelo entre ambos, que se presumía hace unas semanas como decisivo por la lucha entre Juve y Nápoles por el título, fue descafeinado y sin mucha historia. La celebración de la Vecchia Signora , eso sí, fue por todo lo alto.

Los de Turín igualaron el record del Lyon de siete Ligas seguidas en las cinco grandes campeonatos europeos y lo hizo tras un temporada en la que, esta vez sí, tuvo un rival a la altura en la figura del Nápoles pero que llegó desinflado a la fase definitiva. Eso sí, tras poner el Calcio patas arriba con su victoria en el Allianz Stadium (0-1). Los 88 puntos del Nápoles, segundo, dan más valor a una Liga que se ha convertido en tradición que acabe en las vitrinas turinesas.

Mérito enorme el de Allegri, capitán del barco y que les ha dirigido hacia su cuarto doblete consecutivo.

Share

1 comentario

  1. un secreto a voces desde la semana pasada, la Juve merecida campoena del calcio 2017/18……..

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share