Desempolvando la Historia

La final de ‘Coppa’ de Álvaro Morata

Dos años después de la última final de ‘Coppa’ entre ‘rossoneros’ y turineses, el Milan busca venganza para volver a ganar un título grande (los milanistas se hicieron ese mismo año con la Supercoppa), pero no ganan un torneo del KO desde 2003 y una Serie A desde 2011. Por su parte, la Juve busca su cuarto doblete consecutivo para seguir alargando su tiranía nacional. En aquel choque de 2016 un solitario gol de Morata en la prórroga decantó una final muy igualada en su tiempo reglamentario.

El fútbol siempre da ocasión para la revancha, ya sea en más o menos tiempo. Esta vez no han pasado ni dos años de la última final copera entre AC Milan y Juventus FC, la cual se repetirá este próximo miércoles en el Olímpico de Roma. Como suele ser habitual, no han llegado al último partido los dos equipos más en forma, pero si dos de los más laureados del país. Pese al favoritismo bianconero, una final siempre iguala las fuerzas entre los dos equipos protagonistas, como ya se pudo ver el pasado 2016.

Contextos paralelos: 2016 – 2018

La situación del choque de 2016 y el de esta temporada, dejan muchas similitudes entre los dos años. Una Juventus acariciando la Serie A, y un Milan con apuros por entrar en Europa. Aquella final suponía el regreso tras cinco temporadas de sequía a la opción del Milan para volver a conquistar un título importante en Italia. El contexto era complicado, era el tercer año consecutivo en el que los rossoneros se podían quedar sin disputar competición europea. La séptima plaza no daba acceso a Europa (aunque a partir de esta temporada si vuelve a hacerlo) y la única bala en la recámara de los de Brocchi era hacerse con el título de Coppa.

En Turín tenían a un partido repetir el doblete de la temporada anterior, y por ende, ampliar el dominio total de las competiciones italianas del equipo de Allegri. Los turineses además tenían la opción de repetir el título del KO, algo que sólo habían conseguido una vez en su historia, en la temporada 1958-1959 / 1959-1960.  El partido además era la cuarta final de Coppa entre ambos equipos, y la posibilidad de que los milanistas empataran en triunfos en finales, ya que el balance era de dos victorias de la Juve y una del Milan.

Muy pocos jugadores repetirán en la final del miércolesLa final, disputada el 21 de mayo de 2016 en Estadio Olímpico de Roma, dejaba estos onces iniciales. Los locales en ese encuentro, el AC Milan, formaban con la siguiente alineación. Donarumma; Calabria, Zapata, Romagnoli, De Sciglio; Poli, Montolivo, Kukca; Honda, Bonaventura y Bacca. Sólo dos jugadores, Bonaventura y Romagnoli, tienen papeletas para repetir en el once de este próximo miércoles. Un Milan que ha cambiado mucho en sólo dos años.

Menos lo ha hecho la Juve, que aquel día salió al terreno de juego con: Neto; Rugani, Barzagli, Chiellini; Lichtsteiner, Lemina, Hernanes, Pogba, Evra; Dybala y Mandzukic. Apenas 4-5 jugadores podrán estar de nuevo en la reedición de la final en el Olímpico de Roma. Mientras tanto, un hombre esperaba su turno en el banquillo, consciente de su condición de suplente, Álvaro Morata.

El partido

El choque se iba a tornar muy parejo durante los noventa minutos, aunque los dirigidos por aquel entonces por Brocchi, salieron con más ganas a la final. Bonaventura antes de llegar al minuto diez probaba con un disparo lejano a Neto, hoy en el Valencia, que sin embargo no encontraba portería. Mismo protagonista cinco minutos más tarde el que remataba mordido un centro de Calabria desde el costado derecho.

En el ecuador del primer acto era Mattia De Sciglio, ahora en las filas juventinas, el que chutaba desde fuera del área sin encontrar la meta de Neto. El primer remate a puerta llegaba por mediación de nuevo de Bonaventura, con un disparo raso al palo corto que obligaba a sacar una buena mano al meta brasileño. No se encontraba cómoda la Juve sobre el terreno de juego, que pese a dominar por momentos no era nada incisiva en el ataque a la meta de Donnarumma.

La prórroga iba a decidir la finalLa segunda parte si iba a dejar más presencia bianconera. Los de Allegri llegaban mucho por banda derecha gracias a la insistencia de Cuadrado, que no encontraba por poco en su centro a Mandzukic. En una buena acción de Pogba minutos más tarde iba a llegar una de las tentativas más claras de los de Turín, ya que el disparo del francés obligaba a sacar una buena mano al joven Donnarumma tras un rechace de un defensor en el disparo. Poco más de sí dio el partido en los noventa minutos reglamentarios de una final que se iba a decidir en la prórroga.

Decisivo Morata

El tiempo extra, antes de su momento decisivo, tuvo una ocasión para cada equipo en la búsqueda del desequilibrio del resultado. Bacca y Pogba, que no acertaron en sus remates a portería. Fue entonces cuando llegó el momento Álvaro Morata. El  español salió al terreno de juego de Roma en el minuto 108 en el lugar de Hernanes, y tres toques y dos minutos después decantó la balanza. Cuadrado, incansable en sus internadas por banda, le puso un balón franco a Morata, que a bote pronto alojaba en la cepa del poste de Donnarumma el esférico en el fondo de las mallas. Gol y locura, ya no había tiempo para más.

La Juve, en un partido bastante discreto, lograba la gesta de repetir el doblete, algo que también iba a lograr en la siguiente temporada, y que en el presente curso está muy cerca de conseguir, concretamente, a tres partidos. Una tiranía que el equipo más laureado en Italia a nivel continental (siete Copas de Europa), y pese a no estar en su mejor momento, tiene la oportunidad de frenar. Los de Gatusso tendrán que realizar un partido casi perfecto, y esperar que la Vecchia Signora no tenga su día para poder levantar, más de una década después, la Coppa de Italia. La Juve desea continuar reescribiendo la historia. Ahora sólo falta sentarse y disfrutar.

 

 

Share

1 comentario

  1. volverà Morata a convertirse con los colores de la cebra???..mmmm, este si marca en Champpions y en finales y no costò 90mill

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Share
Share