La lucha por Europa en Italia

Un año más el campeonato italiano mantiene la emoción hasta el final, con tres partidos que serán claves para dirimir qué equipos representarán a Italia la próxima temporada en los campeonatos europeos. Una bonita lucha que mantendrá en vilo al espectador.

Pronosticar a inicios de temporada en Italia qué conjuntos serán los que ocupen los puestos europeos es una auténtica odisea. Más allá de los clásicos favoritos -en la época reciente- a alzarse con el Scudetto, como serían el Napoli y sobre todo la Juventus, son muchos los clubes italianos que aspiran a lograr un puesto de clasificación europea. Y es que tanto los habituales de la zona alta de la tabla, así como la poblada clase media italiana, tienen en su mente lograr terminar la temporada en las posiciones de acceso a Europa. Amén de históricos como el Torino o la Fiorentina o de auténticos gigantes tanto en Italia como en el Viejo Continente como los dos colosos de Milán. Contando también con las habituales sorpresas que hacen siempre tan atractivo al fútbol, como el Sassuolo de Di Francesco o la Atalanta de Gasperini de la temporada pasada, por citar los ejemplos más recientes.

Al fin los gigantes empiezan a desperezarse

La temporada que arrancó el pasado mes de agosto se planteaba como el nuevo -y eterno- resurgir de las dos grandes squadras de Milán. Inter y Milan esta vez sí realizaron importantes inversiones y apuestas en el mercado de verano para tratar de devolver a estos dos colosos de nuevo al lugar que les pertenece; la Champions League. Aunque ya en las últimas temporadas su actuación había mejorado, llegando a alcanzar los puestos de acceso a la Europa League, esto no era suficiente para las directivas nerazzurra y rossonera. Con numerosos fichajes, especialmente en el lado de Milanello, la ilusión y la esperanza seguían al alza con la oportunidad de volver a la máxima competición continental, en una apuesta muy diversa en lo referente a los técnicos; el experimentado Spalletti, tras su buen trabajo en Roma, se encargaría de hacer resurgir al Inter, mientras el novato -en los banquillos- Vincenzo Montella trataría de recuperar la gloria del segundo club con más Champions League en sus vitrinas.

Inter y Milan siguen con su eterno despertar esta vez tras un verano de grandes inversiones

El devenir de los partidos y el paso de las semanas fueron muy diferentes desde entonces. El Inter arrancó casi postulándose como una alternativa real a Juventus y Napoli, mientras el Milan era un equipo muy errático e irregular, casi confirmando las sensaciones que había dejado las temporadas anteriores y que le habían alejado de Europa. Sin embargo, a mitad de campaña, ambos tuvieron un punto de inflexión muy evidente. El Inter entró en una dinámica negativa de resultados que le alejó muy pronto de la lucha por el Scudetto mientras el Milan resurgía de sus cenizas con la llegada de un exjugador histórico del club rossonero al banquillo; Gennaro Gattuso. Ambos ahora, de cara a la última jornada del campeonato, son protagonistas absolutos en la resolución final de los puestos europeos en Italia, pues sus partidos son decisivos para saber qué competición jugará cada uno -en especial el Inter- y qué equipos finalmente representarán al país transalpino por el Viejo Continente.

El trabajo de toda la temporada se decidirá al final

La Serie A se ha mostrado como una de las competiciones más igualadas de Europa ahora que ha llegado la recta final en la gran mayoría de ellas. Tanto la lucha por el Scudetto, que ha quedado algo descafeinada por el gran momento de la Juventus y los sucesivos traspiés del Napoli de Sarri, como por la clasificación europea así como por evitar el descenso, que han dotado de una igualdad y una emoción extrema a esta última jornada del campeonato liguero en Italia. Tanto es así, que varios de los equipos candidatos a las plazas europeas para la temporada 2018/2019 se encuentran aún con opciones de entrar en dichas posiciones. A pesar de que antiguas sorpresas como el Sassuolo o una constante Sampdoria que estuvo ahí toda la campaña, han acabado descolgándose por la lucha, lo cierto es que son varios los partidos que terminarán por decidir qué equipos representarán a Italia por Europa.

Sin duda, el plato estrella será el Lazio vs Inter que determinará la última plaza de acceso a la Champions League de forma directa, pues ambos ocupan la cuarta y quinta posición respectivamente. El conjunto capitalino aventaja exactamente en tres puntos a los lombardos que, en caso de empate a puntos se llevarían ese cuarto lugar por el gol average particular entre ellos, pues en Italia es la primera forma de desempate a puntos. Tras la igualada a cero vivida en Milán en el mes de diciembre, cualquier victoria ahora de los nerazurri supondrá una ventaja frente a los biancocelesti en estos términos, pero hay que tener en cuenta que ese es el único resultado que les serviría en el Olímpico.

El Inter debe ganar en el Olímpico para estar en Champions, pero por la Europa League también hay pugna

Por otro lado, el segundo plato lo protagonizan Milan y Fiorentina. Los toscanos lo tienen realmente difícil para lograr alcanzar la séptima plaza, puesto que deberían vencer en San Siro y esperar que la Atalanta caiga derrotada en su visita a la isla Cerdeña para medirse a un Cagliari que está metido de lleno en la lucha por el descenso y, además de todo ello, recortarle los siete tantos que les distancian en la diferencia de goles, pues en el particular entre ambos equipos están empatados tras firmar las tablas en sendos encuentros que les midieron esta temporada. Y es que además el conjunto rossonero no pondrá las cosas fáciles, pues no es lo mismo clasificar como sexto que como séptimo, plaza que da acceso a Europa League puesto que la final de Coppa Italia la disputarán Juventus y Milan, y gane quien la gane dará a la séptima posición este estatus, pues la Juventus ya está clasificada a Champions League vía liga, mientras el Milan también está clasificado con cualquier combinación, tanto siendo sexto como séptimo y/o perdiendo o ganando la final. Pero la diferencia es sustancial. Mientras el sexto mejor clasificado va directamente a la Europa League, el séptimo entrará en la segunda ronda del playoff previo, por lo que tendrá que empezar a planificar su temporada mucho antes, con el riesgo de no llegar a la fase final. No ocurre así con los puestos Champions, pues tras la última reforma por parte de la UEFA, los cuatro primeros clasificados en Italia irán directamente a la fase de grupos, por lo que respecto a las posiciones finales no hay una preferencia de unas sobre otras.

Una última jornada que garantiza emoción en tres partidos clave en la lucha por Europa y con múltiples protagonistas. Un año más, el renacer de los gigantes dormidos, las sorpresas y la alcista clase media italiana darán emoción hasta el final por conocer quiénes serán los representantes europeos del país transalpino.

 

Share

1 comentario

  1. cierto es q al igual q las ultimas temp en serie*a esta abierta la lucha en los frentes europeos y el descenso hasta la ultima fecha, esta vez se vivirà una autentica jornada de infarto en varios frentes pero sobre todas las cosas la final del olìmpico estarà imperdible

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share