La extinta figura del portero italiano

Por: Diavolo

A lo largo de la historia en el país de la bota han podido deleitarse de grandes actuaciones de porteros emblemáticos. Son varios los porteros de leyenda que han custodiado el arco de los grandes clubes italianos, inclusive son pocas las selecciones en el mundo que han podido posicionar, decenio tras decenio, a un portero memorable entre los primeros cinco del momento; se podría decir que hasta dos ocasionalmente. Una de estas selecciones indiscutidas ha sido Italia, a la cual últimamente no le llueven los jugadores de campo, pero tampoco los porteros.

Si miramos al pasado en las filas del Milan de los años 50, antes de la creación de la Copa de Europa —cuando existía la extinta Copa Latina—, el dueño del arco de aquel equipo que ganó varios certámenes de dicha competición, y que después fue el único que pudo poner boca abajo en un primer tiempo al Madrid de las 5 Copas Europeas consecutivas, era Lorenzo Buffon, tío abuelo del hoy arquero del PSG. Lorenzo fue el arquero del Milan de mediados de siglo (1949-1959), con el que obtuvo infinidad de títulos. Al final de la década es traspasado al Genoa, para unirse luego en gran parte de los años 60 al Inter, carrera inversa a la que realizó el arquero que entonces llegó al Milan de la mano de Nereo Rocco, “il kamikaze” Giorgio Ghezzi (1959-1965), un arquero que venía de tener un pasado iluminado en el Inter de Milan de los años 50 ganando varios títulos ligueros con el club interista. Ghezzi añadió a su palmarés un título de Serie A con el Milan y la primera Copa de Europa del club lombardo en el año 1963. Tras el retiro de Ghezzi regresó Nereo Rocco como DT —había dimitido 2 años después de la conquista de Europa—, y nada más llegar pulió al que se convirtió en el nuevo emblema del arco del Milan, Fabio Cudicini (padre del exarquero del Tottenham y Chelsea). Cudicini (1967-1972) ganó la segunda Copa de Europa en el año 1969, se le revalorizó en el equipo de Rocco y se le nombró “Ragno Nero”, apodo en italiano para hacer alusión a “la araña negra”, en mención al mítico arquero soviético Lev Yashin que también jugaba entonces.

Estuvo Fabio desde el relevo de Ghezzi hasta el año 1972, momento en el cual el Milan era competitivo pero perdía finales de competiciones coperas tanto en Europa como en su torneo doméstico. En aquel entonces emerge simultáneamente a Cudicini la figura de Villiam Vecchi, quien jugó entre 1967 y 1974 emparejado a Cudicini pero continuó 2 años más como rossonero, y este disputó la final de la Recopa de Europa de 1973 ante el Leeds United, donde se le conoce como el Héroe de Tesalónica por detener en terreno griego todo lo que el equipo inglés disparó entre los 3 palos. El relevo después de Vecchi fue Enrico Albertosi (1974-1980), un portero que enalteció aún más la figura del mítico portero italiano del club milanés. Albertosi es recordado y muy querido dentro de la afición del club, pero su carrera estuvo manchada finalmente por estar involucrado en el caso Totonero de los años 80, que enclavó en una crisis de 6 años a la institución.

Luego de pasar de aquel período austero tanto de resultados como de juego, donde el Milan incluso llegó a descender a Serie B, llegó otro grande al arco del Diavolo, el gran Gianluca Galli, quien ganó las famosas 2 Copas de Europa consecutivas de finales de los años 80 junto a los Invencibles de Sacchi. En la aparición de los años 90 Sacchi se va a la Nazzionale y el mando del club lo asume Capello, y con Capello se hizo grande uno de los arqueros más queridos de la afición, el humilde Sebastiano Rossi, que estuvo a lo largo de todos los años 90 consolidándose como el arquero titular del equipo. Ya sobre finales de esa década la leyenda de Rossi no era similar, cometía algunos errores propios de la edad y la imagen de la gorrita los días de sol ya no calaba de la misma manera en la afición, y aunque permaneció como rossonero hasta el año 2002 fue el suplente del último gran arquero italiano que tuvo el Milán, Christian Abbiati, el cual fue el titular del equipo hasta la aparición de Dida. Más tarde en la mengua del arquero brasilero, y al estar cedido “El Nonno” en varios clubes, retornó al club de sus amores en donde se formó como futbolista para asumir de nuevo la posición de arquero titular hasta su retirada en 2016.

En el caso de la Juventus habría que retornar hasta principios de los años 20, cuando subió del filial un arquero que saltó a la fama mundial como uno de los porteros del siglo, el gran Giampiero Combi, conocido como “el hombre de goma”, presente en todos los lauros de la Juventus en sus 13 años de aporte al club. Combi entre tantos logros fue promulgado como el arquero por excelencia del Quinquenio de Oro. En el final de la II Guerra Mundial el portero que arribó al club bianconero fue Giovanni Viola(1945-1958), conocido además por su trayectoria y por ser la inspiración de Dino Zoff (a la postre Juventino igual que su ídolo). Viola era un portero adelantado a su época y del cual se decía que si hubieran existido las competiciones europeas de nuestra época hubiera sido un arquero de mucho más recorrido y fama internacional. Luego desde el año 1958 hasta 1965 tomó el mando Carlo Mattrel, con cesiones y retornos al club, historia algo similar a la mencionada consagración de Abbiati en Milán. En ese momento de principios de los años 60 la figura del arquero de La Novia de Italia estaba representada a dúo entre Mattrel y un tapado llamado Roberto Anzolin (1961-1970), otrora arquero italiano quien fue el predecesor del leve paso de Giuliano Sarti por el club en su época menos célebre. A partir del año 72 llega Dino Zoff, el arquero más importante del historial juventino y de la selección italiana ganó el Mundial del 82 como capitán a sus 40 años y también la Euro del 68 aunque no como portero titular debido a que en los 10 años que prestó sus servicios a las cebritas ganó muchos títulos. Hizo una extensísima carrera tanto nacional como internacional que concluye en el año 1983, en el que llega el gran Stefano Tacconi (1983-1992), el nuevo jefe bajo la valla que hizo que al fin la Juventus obtuviera su primera Copa de Europa entre otros tantos éxitos de aquel equipo temible campeón de todo. A Tacconi se le recuerda con mucho cariño por los tiffosi de la escuadra de Turín, y se le reconoció a su vez como Caballero de la Orden al Mérito de la República Italiana un año antes de terminar su carrera en 1991. Más adelante, el portero de la mayor parte de los años 90 fue Angelo Peruzzi, otro que le aportó mucho a la Juventus y al mundo del fútbol, pues es bien notorio que fue jefe del arco con el que la Juve llegó a 3 finales de Champions, llevándose el lauro por segunda vez en su historia. Aquel equipo compitió como nunca lo habían hecho anteriormente los de la región de Piamonte, y en las postrimerías del siglo llegaría a la Juventus procedente del Parma —como relevo de Peruzzi— el mito viviente Gianluigi Buffon, arquero de sobra conocido por su excelencia competitiva, y quizás el último gran arquero italiano que nos ha tocado ver hasta hoy.

No menos importante resultaría la cuestión de los porteros italianos del Inter. Nos habíamos referido previamente a Giorgio Ghezzi (1951-1958), arquero del Inter mientras Lorenzo Buffon lo era del Milan, y al arribo de este último al club neroazurro —utilizando al Genoa como puente— para convertirse en su arquero hasta 1963. En aquel entonces aparece Giuliano Sarti (1963-1968), que gana numerosos títulos nacionales e internacionales, incluidas 2 Copas de Europa al Real Madrid de DiStéfano y al Benfica de Eusebio consecutivamente. Luego está Ivano Bordon (1970-1983), quien consiguió par de títulos nacionales con la escuadra nerazzurra, para más tarde aparecer todo un ídolo como Walter Zenga (1982-1994), cuya etapa en el club nerazzurro coincidió con la obtención una vez más del título liguero y el retorno del Inter a la senda ganadora en Europa tras muchos años de ostracismo, al imponerse 2 veces en la Copa UEFA —ediciones de 1991 y 1994—. Posteriormente arribó Gianluca Pagliuca (1994-1999), que había sido todo un ídolo con la Sampdoria al llevar a su equipo a una final de la Champions perdida en el descuento ante el Barcelona. Pagliuca logró bajo el arco del Inter la recordada Copa UEFA de 1998 —con la conocida dupla atacante de Ronaldo y Zamorano— al imponerse en la final a la Lazio, otro de los equipos italianos fuertes de la época. Y finalmente tras Pagliuca llegó un canterano del club rival conocido como Francesco Toldo tras su paso por Florencia, que se apoderó del cerco nerazzurro desde el 2002 en lo adelante, hasta la llegada de Julio Cesar al club. Allí acabaron los arqueros italianos insignias del Inter.

Se podría decir tras este repaso al historial de los tres grandes clubes de Italia, que en todas las épocas, en todos los decenios, todos han tenido a un arquero italiano insignia dentro de su historial. En tanto, miramos a la actualidad y no se registra un arquero italiano de nivel en el Inter desde Toldo, en la Juventus se edulcora a la letárgica carrera de Buffon, y en Milan algunos creen haberlo encontrado en un teenager como Donnarumma. Lo que no es menos cierto es que el portero titular del Napoli es Ospina —el portero de la selección de Colombia, fichado al Arsenal inglés— y no Alex Meret, que es el talento italiano emergente por disputar minutos, el portero de la Roma es Olsen, hoy arquero de la selección sueca —conquistador absoluto del pase al mundial de su selección, dejando en el camino precisamente a Italia—. Encontramos que hace un tiempo el arquero del Inter es Handanovic —el segundo arquero de la selección eslovena tras Oblak—, y el arquero de la Juventus es el impronunciable Wojciech Szczęsny —titular de la selección polaca—, aun teniendo la Juve al italiano Mattia Perin para discutirle el puesto. Si de meritocracia se habla en el club lombardo de Milán el portero debería ser Reina, por lo conseguido en su historial, y no precisamente Donnarumma tras sus fallos, que es una apuesta personal del club por considerarse un canterano. ¿Podríamos hablar de debacle de los porteros de Italia cuando revisamos la cantidad y calidad de porteros de selecciones que siendo también históricas no han perdido nunca el rumbo?, a Casillas y Víctor Valdés le siguieron De Gea y Kepa, arqueros titulares del United y Chelsea respectivamente, así como a Oliver Kahn y a Lehmann le sucedieron Neuer en el caso del Bayern, Ter Stegen en el caso del Barcelona y Leno en el caso del Arsenal.

¿Conclusiones? El deterioro del Calcio ha timado a la figura, a la estirpe, casta, linaje, del arquero italiano. Hay un fideicomiso claro de la figura del arquero extranjero por sobre el italiano ahora mismo. Han tardado demasiado en encontrar a uno del nivel histórico que requiere la nazzionale: no pudo ser Sirigu, y no van por tan buen camino ni Perin, ni Donnarumma, ni Alex Meret, ni Simone Scuffet si todavía están relegados al banco de sus equipos cuando al sincerarnos en el ayer encontramos que tras las dos buenas campañas de Van der Saar como Juventino, él mismo se apartó de la Vieja Señora al ser supuestamente relegado al banquillo por Buffon, caso similar al de la pubertad de Jens Lehman y el deterioro de un envejecido Rossi al que no pudo sustituir en su despecho personal. La selección de Italia, por el mérito que posee y por lo que representan sus arqueros para la historia del fútbol, no puede permitirse el proceder que ha hecho en estos últimos 20 o 30 años la selección inglesa, que tras Gordon Banks, Peter Shilton y Ray Clemence no ha aparecido en el historial británico nadie a la altura, esperemos que en el caso de la azzurra no ocurra algo similar.

 

Share

7 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Alex del Piero en 15 noviembre, 2018 a las 9:55 am
    • Responder

    La porteria no es lo que en Realidad me preocupa en la actualidad , El caso Perin el gran problema Fue su lesion y que el polaco lo ha hecho Bien , Donarumma tiene 20 años y los porteros se demoran en hacer, el chico Tiene una presion que no la tuvo nadie ya que con 16 ya tenia un arco donde han estado Grandes como Dida y Dinnosof , La produccion de porteros en italia continua , solo que despues de el mitico Buffon ha quedado en la cabeza de el Fanatico azurro un vacio(y en los juventinos)que todavia ningun portero joven podra llenar…Forza Juve

    1. Coincido, primero agradecer al amigo Diavolo por el gran artìculo. Ahora creo q el material est , lo q necesitan es continuidad estos chicos, ademas de ser todos muy jovenes. Si me atrevo a decir q la Azzurra tiene porteros para rato, solo que falta un poco mas de trabajo solo mirar sus edades y potencial y darnos cuenta q el debate en la puerta de la Nazionale esta abierto.
      Donnarumma-19
      Scuffet-22
      Alessio Cragno-24
      Perin-26
      Meret-21

    • Diavolo en 15 noviembre, 2018 a las 3:56 pm
    • Responder

    Dollarumma tiene una suerte tremenda de que no le saquen ya del Milan…Toldo a su edad era mejor que él y no le dieron la chance pq estaba un tal Sebastiano Rossi, y se podría decir que Carlo Cudicini que junto a Toldo también era canterano del Milan y tampoco tuvo sus chances(ya digo, Abbiatti, Lehmann, Seba Rossi, etc), después hizo historia con el Chelsea(ya al Tottenham llega viejito ya). Yo digo que es demasiada la chance la que le han dado a Donnarumma, traerle al hermano inclusive, di tú, y todabía está pensando ese hombre que si Real Madrid, mira que no coma mierda.. Siempre se dijo que Perin iba a ser un crack pero yo no he visto nada de crack por ningún lugar, lo mejor que hizo Perin fue ser junto a Ter Stegen electo el mejor portero de un mundial sub23 o sub21..y de ahí para acá, no lo veo muy diferente a Federico Marchetti ni a Morgan De Sanctis, de ahí el artículo…

    Estaba este muchachito que no recuerdo el nombre, de los Allievi del Milan(Allievi es una menor división aún que el Primavera), que llevó a Italia a la final esa que perdieron ante España en una Mundial sub17 o euro sub19 ..hay que seguirlo..

    Y por lo demás, mira Del Piero si en vez del polaco llega a ser un buen portero(un Perín como se suponía que debía estar con 26 años) el que llega a jugar vs el United la Juventus aún estuviera invicta..hombre que el tiro de Mata lleva engaño pero no va tan a la escuadra y lo del 2do gol sin palabras..gol de blooper a lo Premier League, para mi culpable en gran parte de los 2 goles.

    1. El portero al que haces referencia del Milan es Plizzarri…..el tema con Donnaruma es q es muy joven y hay q darle tiempo, es mi opinion, es verdad q ha cometido errores groseros y casi siempre en partido decisivos o importantes, pero es un jugador determinante y con trabajo puede llegar a ser el mjor arquero del mudo sin discusion pues maneras tiene.

      Respecto a Perin, las lesiones de rodilla lastraron una carrera q daba para mas y tiene para dar mas, simplemente necesita algo de tiempo. Es lògico q despues de la salida de Buffon Scyesny serìa el titular pues el vino con esa idea y Max Allegri por mucho q le guste el italiano no lo pondrìa de titular, eso si, ojala no pase como en otros clubes q se quede 2-3 años siendo segundòn porq al final tiene calidad y de echo, ya lo excluyeron de la convocatoria nacional por tal motivo

    • Alex del Piero en 15 noviembre, 2018 a las 4:42 pm
    • Responder

    Tienes Razon en parte en el gol de el Unided , pero lo de el tiro libre de Mata creo que no , pero Igual a lo que me referia a mi realmente me gusta Perin , Pero No soy Allegri para hacerlo , aunque hasta ahora en Liga el polaco lo ha hecho en Gran nivel , Dejemos que el tiempo diga , yo estoy casi seguro que Mattia Perin gana de Lleno la batalla solo Tienen que Darle Juego…Forza Juve

      • Diavolo en 15 noviembre, 2018 a las 11:23 pm
      • Responder

      A mi me gusta hoy más Perin que Donnarumma…el que me gustó siempre fue Perín, Donnaruma todavía no ha calado en mi lo suficiente…pero tampoco me ha demostrado Perin ser el heredero al trono..menos aun Gigio..a Meret y Scuffet si tengo que verlos más…Meret está lesionado hasta enero…el Napoli se lleva a Ospina y a Meret para que el mejor gane la pelea, lo mismo la Juve con Perin y Chesny..el Milan lo intenta con Gigio y Reina, pero es que Donnarumma en todos los juegos la caga..
      Saludos a todos…

      1. Meret es un gran chico, tiene buenos reflejos y sobre todas las cosas es joven y da seguridad, q es lo q necesitaban los partenopeos en el arco, Lo q pasa es q Ospina ha mostrado un nivel notable y Alex tiene q ganrse el puesto de a poco.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

Share
Share